La hija de la anciana muerta en Albal, investigada por causar el incendio

Fachada de la vivienda donde falleció la anciana. / LP
Fachada de la vivienda donde falleció la anciana. / LP

La mujer quemó su habitación tras discutir con su madre y está acusada de un delito de homicidio por imprudencia grave

JAVIER MARTÍNEZ

La hija de la anciana fallecida en un incendio en Albal causó el fuego en su habitación tras una discusión con su pareja, según las primeras investigaciones de la Guardia Civil de Alfafar. La mujer de 39 años, que resultó intoxicada por inhalación de humo en el siniestro, se enfrenta ahora a un delito de homicidio por imprudencia grave y tendrá que declarar en los próximos días ante el juez que instruye el caso.

La anciana de 79 años murió en la madrugada del domingo tras un incendio en la vivienda donde residía con su hija y su nieta en el número 20 de la calle Luis Arnau de Albal. El fuego se inició sobre las 0.30 horas de la madrugada al arder un colchón en la habitación de la mujer de 39 años.

Tras llamar un vecino al 112 para avisar de que salía gran cantidad de humo de la casa, varias patrullas de la Guardia Civil y de la Policía Local acudieron con urgencia al lugar para auxiliar a las víctimas. Dos policías llegaron primero a la vivienda y llamaron a la puerta, pero nadie les abrió. Los agentes sabían que había tres personas dentro, porque una hora antes habían llevado a su casa a la mujer y a su hija de dos años y medio.

La policía trasladó a la mujer a su casa una hora antes porque estaba ebria con su hija en brazos

El motivo de acompañarla a la vivienda fue un incidente que había causado con su hija en brazos en un bar cercano. La mujer estaba en estado de embriaguez y los policías locales decidieron trasladar a la mujer a su casa para que la anciana se hiciera cargo de ella y de su nieta. Tras ser avisados del incendio en la vivienda, los agentes regresaron de inmediato.

Como nadie abría la puerta y seguía saliendo humo, uno de los policías empotró la parte trasera del coche patrulla en la puerta del garaje para entrar en la casa. Una vez dentro de la vivienda, los agentes subieron por las escaleras hasta la primera planta y rescataron a la niña de dos años y medio. Una patrulla de la Guardia Civil llegó instantes después y auxilió a la madre de la menor.

Cuando fue atendida por los policías y guardias civiles, la mujer había inhalado humo y tenía el cuerpo ennegrecido. Mientras esperaba la llegada de la ambulancia del SAMU, la víctima mostró un rostro cariacontecido y no dijo que su madre estaba dentro de la vivienda incendiada hasta varios minutos después. Tras ser avisados de que había una persona más en la casa, los bomberos inspeccionaron todas las habitaciones y descubrieron el cuerpo de la anciana en su dormitorio. La Guardia Civil se hizo cargo entonces de las investigaciones y el cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal de Valencia para practicarle la autopsia.

Según la inspección que realizó un equipo de guardias civiles expertos en incendios, el fuego se inició en la habitación de la mujer que estaba en estado ebrio. Tras recibir el alta médica, la Guardia Civil interrogó a esta persona y le informó que está acusada de los delitos de homicidio por imprudencia, lesiones y abandono de menor, por lo que tendrá que comparecer ante el juez en los próximos días. La mujer interrogada consume sustancias estupefacientes y discutía con su madre.

Otros sucesos