Godella proyecta 683 viviendas y un instituto con casi 10 millones en dotaciones

Recreación visual de las 31 viviendas previstas en Barranquet. / lp
Recreación visual de las 31 viviendas previstas en Barranquet. / lp

El nuevo Plan General de Ordenación Urbana permitirá transformar nueve sectores del municipio

VANESSA HERNÁNDEZ GODELLA.

El Ayuntamiento de Godella busca que la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) sea toda una realidad. Y con esta convicción, presentará el nuevo proyecto en el pleno. Este plan, que permanece vigente desde 1990, era uno de los retos más importantes para el equipo de Gobierno durante el mandato. Una iniciativa que proyectará 683 viviendas, un instituto de secundaria y varias zonas ajardinadas.

El objetivo es poder desarrollar proyectos urbanísticos en 9 ámbitos de la localidad con las dotaciones pendientes. Un saldo valorado en más de nueve millones de euros y que permitirá hacer frente a las enajenaciones.

En esta línea, Godella ha tenido que asumir varias sentencias por expropiación porque, con este PGOU, cuando un terreno se califica como suelo dotacional y el propietario le plantea al Ayuntamiento su adquisición, el Consistorio tiene la obligación de expropiar el terreno. Sin embargo, con esta modificación, el ejecutivo local podrá redistribuir las dotaciones de la Conselleria en estos proyectos para suelo urbanizable. Según la alcaldesa de Godella, Eva Sanchis, esta gestión urbanística es la única solución realista para adquirir estas asignaciones públicas pendientes y evitar nuevas sentencias por expropiaciones. Unos costes que, según Sanchis, serían del todo «inviable y pondrían en riesgo la estabilidad económica del municipio». Sin ir más lejos, se están abonando más de 10 millones de euros por las últimas sanciones. Desde el Ayuntamiento están satisfechos con el nuevo PGOU y, por es te motivo, quieren compartir este plan de actuación con los vecinos. Con este propósito han elaborado un vídeo donde se explica con detalle esta modificación.

El cambio, según fuentes municipales, «no reclasifica ni un metro cuadrado más de suelo urbanizable, sino que beneficia el desarrollo urbanístico». Un crecimiento que se basa en implantar soluciones de drenaje sostenible y fomentar viviendas a precios asequibles y en régimen de alquiler para que los jóvenes puedan vivir en Godella.

Este nuevo proyecto afectará a 9 ámbitos: la zona urbana junto al cementerio municipal, la zona urbana del Bovalar, la zona del Barranquet, la parcela del servicio público de la carretera de Rocafort, la zona de la Quartella, la Devesa, Ermita Nueva, el Barrio de Conxeta y los sectores 25 y 26 de suelo urbanizable. Por su parte, el Consejo sectorial de Urbanismo y Medio Ambiente (CUMA) aprobó elevar al pleno del día 20 de noviembre, la ordenanza de protección del arbolado. Un reglamento que permitirá controlar la tala de cualquier árbol del municipio y no sólo las especies singulares.