Godella destinará el 30% de las nuevas construcciones a viviendas protegidas

Parte de las dotaciones pendientes irá destinada al acondicionamiento de la huerta del municipio. / lp
Parte de las dotaciones pendientes irá destinada al acondicionamiento de la huerta del municipio. / lp

La modificación del plan urbanístico permitirá alcanzar una estabilidad económica, desarrollar medidas sostenibles e inclusivas y evitar inundaciones

VANESSA HERNÁNDEZ

El Ayuntamiento de Godella presenta, esta semana a los vecinos, la Modificación del Plan General de Ordenanza Urbana (PGOU) impulsada por el Gobierno.

Este proyecto, entre otras cosas, obligará a que un 30% de las viviendas nuevas que los promotores construyan o reformen de forma integral sean de protección oficial. En este sentido, mientras que la mitad de este porcentaje serán residencias en régimen de alquiler, la otra mitad serán viviendas subvencionadas por la administración pública. Asimismo, al tener en cuenta que el total de viviendas proyectadas ascienden a más de 680, el número de alojamientos protegidos es de 200.

Según fuentes municipales, se favorecerá así a los ciudadanos con rentas más bajas para que puedan adquirir o arrendar viviendas dignas y adecuadas a unos precios asequibles a sus posibilidades.

«Con estas residencias sociales, los jóvenes ya no tendrán que irse fuera», según fuentes municipales

«Uno de los problemas que ha habido en los últimos años en Godella es que los jóvenes se han tenido que ir a vivir fuera del municipio porque el precio del alquiler está muy caro», destacaron dichas fuentes. Esta es una de las modificaciones del PGOU que el Ayuntamiento explicará de forma pública a los vecinos de Godella. En esta línea, además, de estas residencias, Godella construirá un instituto de secundaria y varias zonas ajardinadas. El objetivo es poder desarrollar proyectos urbanísticos en 9 ámbitos de la localidad con las dotaciones públicas pendientes desde 1990.

Este importe valorado en más de nueve millones de euros permitirá hacer frente a la compra de los terrenos, en total más de 63.500 metros cuadrados. En esta línea, Godella ha tenido que asumir varias sentencias por expropiación porque, con el anterior PGOU, cuando un terreno se califica como suelo dotacional y el propietario le plantea al Ayuntamiento su adquisición, el Consistorio tiene la obligación de expropiar el terreno. Sin embargo, con esta modificación, el ejecutivo local podrá redistribuir las dotaciones de la Conselleria en estos proyectos para suelo urbanizable. Según la alcaldesa de Godella, Eva Sanchis, esta gestión urbanística es la única solución realista para adquirir estas asignaciones públicas pendientes y evitar nuevas sentencias por expropiaciones.

El cambio, según fuentes municipales, «no reclasifica ni un metro cuadrado más de suelo urbanizable, sino que beneficia el desarrollo urbanístico». Este nuevo proyecto, que evitará las inundaciones y desarrollara medidas sostenibles, afectará a la zona urbana junto al cementerio, la zona del Bovalar, al Barranquet, a la carretera de Rocafort, la zona de la Quartella, la Devesa, Ermita Nueva, el Barrio de Conxeta y los sectores 25 y 26 de suelo urbanizable.

 

Fotos

Vídeos