La Generalitat licita el soterramiento de vías del Empalme de Burjassot por 9,6 millones de euros

La entrada del túnel sin conexión, en el barrio del Empalme de Burjassot. / lp
La entrada del túnel sin conexión, en el barrio del Empalme de Burjassot. / lp

El procedimiento, que cierra siete años de espera, mejorará la seguridad, permitirá urbanizar los terrenos liberados y cubrir una reivindicación «histórica»

MARINA COSTA BURJASSOT.

El esperado proyecto para cubrir las vías del Empalme de Burjassot, tras siete años de espera, dio ayer un paso en firme. La Generalitat anunció ayer la licitación de las obras de soterramiento de las vías de Ferrocarrils Generalitat Valenciana (FGV) en la estación del Empalme, con una inversión de 9.682.574 euros.

La licitación, que se publicará en los próximos días en el Diario Oficial de la Unión Europea, cambiará la fisonomía de esta parte del municipio, aumentando la seguridad y mejorando todo el entorno al urbanizar los terrenos liberados con el levantamiento de las vías. Más de 4.000 vecinos se beneficiarán directamente de esta transformación aunque la obra afectará a toda la ciudad.

La actuación programada consiste en conectar la estación del Empalme con el soterramiento existente y éste con la vía en sentido Bétera, así como «finalizar la urbanización de superficie sobre las vías soterradas, que permitirá continuar la avenida Burjassot de Valencia hacia el núcleo urbano de Burjassot, a través de la calle Valencia».

Túnel de 288 metros

Desde abril del año 2011 existe, a la salida de la estación de Empalme, un tramo de vía que incluye un túnel de 288 metros, con sus instalaciones de electrificación, señalización y seguridad ferroviaria, que no ha entrado en servicio, a falta de ejecutar las conexiones ferroviarias del lado Empalme y del lado Bétera, según explicaron desde la Generalitat.

Esta infraestructura y superestructura ferroviaria se completará con «las instalaciones de electrificación, señalización y seguridad ferroviaria, así como con la instalación del sistema de ventilación en el interior del túnel existente».

Asimismo, está previsto que las obras, que se realizarán sin interrumpir el servicio ferroviario en ningún momento, tengan una duración máxima de dieciocho meses.

La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, informó ayer al alcalde de Burjassot, Rafa García, de «los avances en esta actuación» y recordó que es «un compromiso de la Generalitat» en una obra que llevaba «paralizada desde el año 2011 por el anterior gobierno».

Reclamación vecinal

El alcalde de la localidad, Rafa García, quiso agradecer «a todas las personas que a lo largo de los años, de los casi siete que ha estado este proyecto paralizado, han luchado por esta reivindicación histórica».

El primer edil destacó respecto al apoyo de los vecinos que este paso administrativo «no tiene vuelta atrás y permite ver el final de un túnel que ha sido muy largo y muy complicado y que, pese al desánimo, siempre han estado ahí luchando y peleando por lograrlo».

Esta urbanización «seguro que permitirá crecer al barrio del Empalme como un barrio conectado e integrado y a Burjassot le permitirá dotar al propio enclave de las instalaciones necesarias para ese crecimiento y que ahora mismo estaban bloqueadas». Esta actuación cierra años de reuniones, concentraciones y manifestaciones organizadas desde la Federación de Vecinos y la Asociación de Vecinos del Empalme para desbloquear una obra considerada «básica para Burjassot».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos