El Gallet, la otra cara de la moneda

Una usuaria observa las ofertas en la web del Gallet. / lp
Una usuaria observa las ofertas en la web del Gallet. / lp

ADA DASÍ SILLA.

El municipio de Silla ha recuperado el trueque, o lo que es lo mismo, el intercambio de bienes y servicios, con su nueva moneda social, el Gallet, que se puso en funcionamiento el pasado lunes y que ya ha conseguido realizar su primera transacción. Nada más abrir, la plataforma web registró hasta un centenar de ofertas de muebles, servicios informáticos, libros o elaboración de curriculos, y otras más explícitas como «busco a alguien que me cuelgue un cuadro» o «hago cualquier tipo de recados».

Esta es la otra cara de la moneda, personas que no tienen tiempo pero sí algo que ofrecer y otras que precisan que alguien les solucione pequeños inconvenientes de la vida diaria. La cuestión es colaborar unos con otros, fomentando la «cohesión social», uno de los objetivos por los que nació el Gallet, de la mano de la Concejalía de Participación Ciudadana.

El responsable del área, Salvador Mestre, se congratulaba ayer de su puesta en marcha y calificó los primeros datos de «positivos», aunque «todavía queda mucho por hacer. No todo se consigue en un día». «El éxito depende de tener una plataforma solvente y la promoción del Ayuntamiento que ya estamos haciendo desde Servicios Sociales, Ades y la oficina de atención al ciudadano, desde donde, incluso, podemos ayudar al vecino que quiera inscribirse. Lo importante es que llegue a quien más lo necesite», puntualizó.

En la línea de fomentar el uso del Gallet, desde el Consistorio, se lanzó una campaña por la que se sortearán 60 tarjetas regalo de 50 euros para gastar en los comercios locales para aquellos usuarios de la plataforma que realicen sus intercambios. «Es una forma de colaborar con los establecimientos de cara a las fiestas navideñas y, además, damos a conocer este servicio entre la población», apunta Mestre.

 

Fotos

Vídeos