Explosión de alegría en la comarca

La comisión de la falla Avinguda recoge sus premios en Torrent. / lp
La comisión de la falla Avinguda recoge sus premios en Torrent. / lp

Doblete para Hostalets en Puçol, Camí Vell en Alaquàs y Sant Vicent en Aldaia con el primer galardón en la falla grande y en la infantil Las comisiones falleras recogen los premios a sus monumentos y celebran los triunfos conseguidos

A. DASÍ/J. MOLINS

HORTA. La entrega de premios es uno de los actos más esperados por las comisiones falleras, ya que supone el reconocimiento a todo un año de trabajo y esfuerzo. L'Horta se vistió de fiesta para conocer la decisión del jurado que todos los años valoran los monumentos.

En la capital de l'Horta Sud, la plaza Unión Musical fue el escenario escogido para el reparto de palets. La falla Lope de Rueda se llevó el máximo galardón por segunda vez en su historia en la sección especial, con el mismo artista que la hizo ganar en 2013. El segundo fue para Ramón y Cajal y el tercero para Avinguda. En el monumento infantil, Avinguda quedó la primera, seguida por Antoni Pardo y la Plaça.

En Paterna, el máximo galardón de la sección especial fue para Dos de Mayo, que celebra este año su medio siglo de historia, y Campamento se alzó con el triunfo en el monumento infantil, seguida por Dos de Mayo. El Jardí venció en Albal en el monumento grande, coincidiendo con su 40 aniversario, y también se llevaba el palet al mejor llibret y el Ninot indultat. El premio al mejor monumento infantil fue para l'Amistat.

En Catarroja, la falla El Charco recuperó su hegemonía con el primer premio, el segundo fue para la Rambleta. El máximo galardón para el monumento infantil lo consiguió Filiberto Rodrigo, seguido por la Región y el Charco.

Los premios en Picassent fueron a parar a manos de l'Ermita en la falla grande y Carrer Nou, en el infantil. En Benetússer Plaça Lepanto se alzó con el máximo galardón que se ha hecho esperar 16 años, mientras que en el infantil, el Rajolar logró imponerse al resto.

En Aldaia, la comisión San Vicente hizo doblete consiguiendo los primeros premios en ambos monumentos. El segundo de la falla grande fue para San Antonio y en la infantil para Plaça Corts Valencianes. Otro doblete también se vivió en Alaquàs, donde la comisión Camí Vell de Torrent se alzó con los dos palets y Plaça de la Llibertat se llevó los dos segundos premios.

En Massanassa la Alqueria fue la vencedora, y también se llevó el premio al Ingenio y Gracia y el Ninot Indultat, y Poble de Massanassa se alzó con el primer premio al monumento infantil.

En Paiporta, los premios a las mejores fallas fueron para Plaza Cervantes y Mestre Serrano. En el caso del monumento grande, Cervantes recuperó el primer lugar que obtuvo en 2018 la 'Palmera', que este año ha quedado segunda. En cuanto a los pequeños, Mestre Serrano se impuso a Cervantes, segunda, mientras que Sant Antoni, dominadora de los últimos años, se quedó en el tercer lugar. La explanada del Auditorio Municipal fue una fiesta en la tradicional entrega de premios, presidida por las Falleras Mayores de Paiporta, Raquel Ortí y Daniela Pérez y la alcaldesa, Isabel Martín.

En la Cabalgata del Ninot, el mejor desfile fue a parar a manos de Plaza Cervantes, mientras que la mejor comparsa fue la de Verge dels Desemparats-Dr Fleming, la mejor figura correspondió a Mestre Serrano, y Cervantes se llevó también la de mejor carroza. En Puçol, Hostalets volvió a ser la gran triunfadora al obtener el primer premio de las fallas infantiles y grandes, además de otros cuatro galardones: ninot indultat infantil, ingenio y gracia infantil, promoción del valenciano infantil e ingenio y gracia adulto.

Por su parte, L'Antiga Muralla obtuvo cuatro premios. La gran sorpresa fue el premio a la mejor carroza de la cabalgata para Camí La Mar, la primera vez que obtiene un primer galardón esta pequeña falla.