Exigen un inventario de bienes para controlar y proteger el patrimonio de Torrent

Compromís critica que la ausencia de un registro actualizado supone que la oposición desconozca la gestión económica y financiera del Consistorio

V. H.TORRENT.

El grupo municipal de Compromís per Torrent reclama al Ayuntamiento la creación de un inventario de bienes actualizado para controlar el patrimonio que es propiedad del gobierno.

Según dichas fuentes, esta falta de transparencia presupuestal y financiera ocasionó que durante el periodo de 15 días de revisión de la contabilidad, esta formación presentara un documento con 14 peticiones de información.

Entres estas solicitudes de acceso se encuentran; conocer la relación de contratos y convenios firmados que, según el partido nacionalista, «no están publicados», tener información sobre el coste de las actividades y su grado de eficacia o saber cuáles son los gastos de caja fija de alcaldía.

Además, exigen saber los diferentes encargos de gestión de la empresa pública de Torrent, Nous Espais, y conocer qué acreedores no disponen de contrato. «La contabilidad no representa la imagen fiel del Ayuntamiento. Entre otras cosas porque todos los datos son irreales, al no existir un inventario de bienes valorado y actualizado», destaca el portavoz de Compromís, Pau Alabajos.

Por este motivo, desde la formación no entienden como en la sesión ordinaria de ayer la Comisión Especial de Cuentas de Torrent dictaminó favorablemente el balance general de 2018. Una resolución que contó con los votos a favor del PSPV y Vox, la abstención de Ciudadanos y los votos en contra de PP y Compromís. No obstante, según Compromís, a partir de ahora, se abre un periodo de 23 días donde se pueden presentar reclamaciones contra la contabilidad del 2018 del Ayuntamiento de Torrent.

Desde hace 12 años

En este sentido, desde Compromís subrayan que toda esta carencia de previsión en la gestión económica ha sido denunciada por su grupo municipal desde hace 12 años.

«Volveremos a presentar reclamaciones mientras no se solucionen los graves problemas de transparencia y fidelidad en la información contable municipal», apuntan.

Además, según este partido, el Ayuntamiento tampoco refleja la pérdida del valor de los bienes, lo cual es «una barbaridad contable porque este comportamiento no permite hacer ninguna previsión para reponerlos y, por tanto, los activos se están descapitalizando», concluyen desde Compromís.