Exigen el bloqueo del acceso a la fábrica abandonada de Flex por seguridad

Parte de la entrada al recinto, repleto de escombros. / lp
Parte de la entrada al recinto, repleto de escombros. / lp

Podemos de Quart de Poblet pide declarar la instalación en ruina y adoptar medidas urgentes para acotar y eliminar este «vertedero ilegal»

MARINA COSTAQUART.

La imagen que desde hace más de quince años presenta la antigua fábrica Flex de Quart de Poblet, visible desde la vía de servicio para todos los conductores que acceden o salen de Valencia por la autovía de Madrid, es la de la ruina y el deterioro más absoluto. La situación de la instalación, largamente denunciada, es cada vez peor. Pintadas, montañas de escombros y todo tipo de materiales rodean el esqueleto de la antigua fábrica, convirtiendo la parcela en un enorme y peligroso vertedero.

Podemos de Quart de Poblet denunció ayer esta «situación de abandono que sufre la antigua fábrica de Flex adquirida por la inmobiliaria Gesfesa hace más de una década y que cuenta con más de 31.000 metros cuadrados».

Además, la puerta de acceso «está derruida y consideramos que hay suficientes evidencias del abandono por parte de la empresa propietaria. No se toman las medidas de seguridad necesarias para evitar el acceso al recinto, no se adoptan las medidas de conservación, higiene y limpieza suficientes», recalcan desde la formación.

La estructura, visible desde la carretera de Madrid, lleva en esta situación más de una década

Todo ello ha transformado las instalaciones «en un enorme vertedero ilegal incontrolado, tal y como demuestran las fotos».

Por ello, la formación reclama iniciar los trámites necesarios para «declarar la edificación de la empresa Flex en estado ruinoso» y ordenar el cerramiento «urgente del acceso a la parcela para prevenir posibles accidentes por incumplimiento de las medidas de seguridad pertinentes». También reclaman que el propietario actual de la parcela «proceda a la limpieza de los residuos vertidos en sus instalaciones» para cumplir el artículo 182 de la Ley de la Generalitat Valenciana 5/2014, de 25 de julio, de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunitat Valenciana.

El Ayuntamiento ya inició hace años un procedimiento largo en el que se realizaron «multitud de requerimientos a la propiedad de la antigua factoría para que garantizara la seguridad en la instalación, actualmente en desuso». La titular ejecutó finalmente «las actuaciones exigidas por el Ayuntamiento, como tapar la entrada, que se cerraran las entradas a las escaleras, vanos, ventanas, en definitiva, cualquier acceso, como así se hizo». En este momento, «no se tiene constancia de que se haya abierto algún hueco para acceder a la instalación o que haya alguna incidencia». No obstante, se comprobará si ha habido algún cambio y se reclamará al titular cualquier actuación urgente para sellar la parcela.