Educación interviene después de que un niño se tirara por la ventana tras un supuesto acoso

El menor se precipitó desde un cuarto piso y sufrió varias fracturas, hecho que abrió una investigación policial

R. V. VALENCIA.

La Conselleria de Educación ha activado la Unidad de Atención e Intervención (UIA) de la dirección territorial de Valencia tras tener conocimiento de las lesiones sufridas por un alumno menor de edad, presuntamente acosado, matriculado en un centro del área metropolitana.

Fuentes del departamento de Vicent Marzà explicaron a este periódico que la familia, a principios de curso, habló con la dirección del centro porque su hijo estaba siendo objeto de insultos, lo que motivó que «desde ese momento se realizara la intervención correspondiente por parte de la tutora, mediante observación en el aula, de la dirección del centro y del orientador en actividades de la tutoría».

Según pudo saber LAS PROVINCIAS, a principios del mes de abril el menor, de 11 años, se precipitó por la ventana de su vivienda, un cuarto piso, sufriendo heridas de diferente consideración tras caer sobre la luna delantera de un vehículo estacionado que amortiguó el golpe.

Este hecho derivó en una investigación por parte de la Policía Nacional, y fuentes de la Jefatura Superior de Valencia explicaron que «tras tener conocimiento de los sucedido se tomó declaración a la dirección del centro, a los padres y a personas del entorno escolar, además de comprobar que el colegio había activado el protocolo ante casos de acoso», remitiendo después todas estas diligencias a la Fiscalía de Menores.

Desde la conselleria añadieron que cuando en el centro educativo supieron lo que había pasado se activó la Unidad de Atención e Intervención del Plan de Prevención de la Violencia Escolar (Previ).

Se trata de un equipo especializado que actúa ante situaciones especialmente complejas que trascienden las posibilidades de intervención de los propios centros.

En este caso se mantiene activada «una actuación de acompañamiento en la cual han intervenido el equipo directivo, la inspección, la tutora, el orientador del centro y los expertos de la unidad». Las mismas fuentes añadieron que «en todo momento se ha hecho seguimiento por parte de la Unidad de Atención e Intervención y de los responsables del centro para tratar el caso en concreto».