La Diputación impulsa el plan que mejorará el entorno del barranco del Carraixet

Las brigadas de la Diputación acondicionan un tramo del barranco. / lp
Las brigadas de la Diputación acondicionan un tramo del barranco. / lp

Este proyecto del corredor aborda aspectos como el impacto ambiental , la movilidad o el uso público del cauce

VANESSA HERNÁNDEZ HORTA.

El proyecto 'Territorio Carraixet' que impulsa la Diputación avanza poco a poco. En este sentido, la Administración provincial está trabajando ya en la creación de una comisión para mejorar la gestión del barranco del Carraixet.

«Es un mecanismo en el que participarán tanto los ayuntamientos implicados como las entidades involucradas que buscan la regeneración del entorno del barranco», destacaron desde la Diputación. Asimismo, dichas fuentes señalaron que esta mesa forma parte de las demandas ciudadanas que han participado en el proceso de elaboración del Plan Director del Corredor del Barranco.

Una iniciativa donde también colaboraron todos los agentes implicados, desde los municipios afectados hasta la Confederación Hidrográfica del Júcar, la Conselleria de Vivienda, y otros colectivos y organizaciones civiles. Este proyecto tiene el objetivo de renovar este cauce y convertir esta infraestructura en un tramo verde que conecte la Sierra Calderona, la comarca de l'Horta y la costa. En esta línea, el diputado provincial de Medio Ambiente, Josep Bort, explicó que este nuevo Plan Director, que se presentará en las próximas semanas, «es un documento en el que se sientan las bases para desarrollar proyectos que valoran el Carraixet después de mucho tiempo de olvido, a pesar de ser un espacio relevante para los vecinos de dieciséis poblaciones de la Comunitat».

La iniciativa incluye la instalación de sistemas que controlan las avenidas de agua El itinerario afectará a 35 kilómetros del bancal y abarca un territorio de 120.000 habitantes

Entre ellos, los diez municipios o pedanías de l'Horta: Moncada, Alfara del Patriarca, Foios, Vinalesa, Benifaraig, Carpesa, Bonrepòs, Tavernes Blanques, Almàssera y Alboraya. Representantes de todas estas localidades realizaron el estudio para la elaboración de este plan.

Durante este análisis se abordaron estrategias innovadoras para la mejora del barranco como la introducción de sistemas naturales de control de avenidas de agua que tienen un menor impacto ambiental y paisajístico.

No obstante, en estas sesiones se trataron muchos más aspectos como la movilidad o el uso público del espacio. «La reversión de la degradación ambiental provocada por los vertederos ilegales de escombros o aguas residuales son algunos asuntos que se han considerado prioritarios durante los encuentros ciudadanos», afirmaron desde la corporación provincial.

Transporte público

En esta línea, señalaron que es importante dar continuidad no motorizada para todo el recorrido del barranco. «Para ello, se propone mejorar la prolongación en las confluencias de este entorno con estaciones de transporte público» añadieron. En cuanto a la mejora del uso público del Carraixet, se reiteró la necesidad de incrementar la señalización a lo largo del barranco para favorecer la seguridad y la orientación.

La corporación provincial destacó que la ciudadanía propuso también la instalación de más zonas de descanso. En este sentido, dichas fuentes apuntaron que este proyecto del 'Corredor Carraixet' servirá para poner en valor el patrimonio que constituye el barranco y todo su entorno.

Este proyecto afectará a 35 de los más de 50 kilómetros del barranco y transcurrirá por un territorio en el que viven más de 120.000 personas.