La devoción se abre paso ante la lluvia

El público, cubierto
con paraguas, asiste al 
momento de la Crucifixión 
en Benetússer. / lp
El público, cubierto con paraguas, asiste al momento de la Crucifixión en Benetússer. / lp

Torrent inició el Encuentro Doloroso y el Vía Crucis pero lo tuvo que suspender poco después tras empeorar el tiempo en la plaza Mayor Benetússer celebra el 70 aniversario de su Viernes Santo entre centenares de paraguas

MARINA COSTA VALENCIA.

Ni la incesante lluvia logró ayer deslucir los actos que se habían preparado en Benetússer para conmemorar el 70 aniversario de su Viernes Santo. Así, sin faltar ni un solo año a esta cita, los actores y actrices de la Agrupación Cultural La Pasión representaron las escenas sacras ante la atenta mirada de centenares de personas.

La historia arrancó, entre decenas de paraguas, con el juicio a Jesús ante Pilatos. Siguió con el camino por la calle de la Amargura, en el que se escenificaron varios momentos como las Caídas del Señor, el Encuentro con su Madre o el Gesto piadoso de la Verónica, hasta llegar al Monte Calvario, donde tuvo lugar la Crucifixión. En esta ocasión, y por tercer año consecutivo, el encargado de encarnar al personaje de Jesucristo fue el actor Sergio Ataz.

Cientos de personas desafiaron al mal tiempo para poder disfrutar de las representaciones, entre ello, el presidente de la Diputación, Antonio Gaspar, el conseller de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat,Vicent Soler, y el presidente de la Mancomunitat de l'Horta Sud, Carlos Fernández Bielsa. Esta celebración, que fue declarada en 2010 de interés turístico provincial y se encuentra en trámites de ser reconocida de interés autonómico, se remonta al año 1949, con la representación muda de 'El descendimiento' en el templo parroquial por la Agrupación Cultural La Pasión. Ese mismo año se procesionó al Cristo yacente.

Al concluir, los participantes acordaron fundar las primeras agrupaciones religiosas y, actualmente, participan en la tradicional Semana Santa de Benetússer un total de ocho cofradías.

La localidad de Torrent comenzó ayer por la mañana sus actos religiosos más esperados pero la lluvia obligó a suspender, poco después de las 10 horas, el Encuentro Doloroso y el Via Crucis, que había empezado unos minutos antes.

Tras la llegada de las hermandades a la plaza Mayor, al poco de empezar el rezo del Vía Crucis, la lluvia arreció y obligó a suspender el acto. La Junta Central de Hermandades anunció la suspensión del traslado del Divino Costado de Cristo y de la Trencà de l'Hora, previstos para las 12 horas.

Sin procesiones

Finalmente, la procesión del Santo Entierro prevista para ayer por la noche tampoco pudo celebrarse al empeorar el temporal de lluvia y viento. La misma suerte corrieron los actos previstos para el Jueves y Viernes Santo en otras poblaciones de l'Horta como Paterna, Moncada o Burjassot.

Antes de los actos centrales, la Germandat de les Set Paraules i el Crist del Perdó de Torrent organizó una 'masterclass' en una escuela infantil de Torrent para enseñar a los más pequeños los toques de percusión propios de la hermandad.

El objetivo era transmitir las tradiciones a los más pequeños y que disfrutaran de una velada diferente.

Esta entidad es la que organiza la esperada Trencà de l'Hora, acto que congrega a un gran número de tambores sonando al unísono a los pies de la Torre y que, este año, por culpa de la lluvia, quedó suspendido. Entre sus numerosas actividades programadas, la entidad ha añadido un concurso de fotografía 'Septem Verba', con una dotación económica de 500 euros para el ganador y dos accésits de 125 euros. La lluvia también dejó sin celebración a numerosos establecimientos hosteleros y locales de la comarca.