«La deuda es de 300.000 euros»

Otra de las cuestiones que siguen generando crispación en cada sesión plenaria es la deuda de 300.000 euros que tiene el Ayuntamiento, según fuentes de la oposición. Según dichas fuentes, el Consistorio es propietario de unas viviendas arrendadas a unos inquilinos que llevan años sin pagar el alquiler. Este impago generó una deuda «importante» con el Ayuntamiento que, según los populares, hay que resolver para no incurrir en «responsabilidades penales». Por este motivo, se redactó una ordenanza de vivienda para evitar problemas en un futuro. Sin embargo, el equipo de Gobierno, paralelamente, elaboró una disposición transitoria que daba de plazo dos años para resolver esta cuestión.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos