Detenido tras una persecución policial por Xirivella y cuadruplicar la tasa de alcohol

Un coche patrulla de la Policía Local de Xirivella en el polígono. / lp
Un coche patrulla de la Policía Local de Xirivella en el polígono. / lp

La huida se produjo a gran velocidad por las calles de la localidad cuando el conductor de un coche de alta gama iba a ser requerido por los agentes

M. COSTAXIRIVELLA.

Agentes de la Policía Local de Xirivella efectuaron una persecución a gran velocidad por las calles de la localidad para tratar de interceptar un vehículo de alta gama que trataba de escapar de los efectivos.

Los hechos se produjeron el pasado día 16 de agosto cuando agentes de Policía Local observaron un vehículo, con seis personas en su interior, conocido por los agentes de otras intervenciones.

Anteriormente, los efectivos habían localizado el vehículo en el polígono Virgen de la Salud. Una llamada al 112 había alertado de que dicho coche estaba realizando trompos junto al edificio del tanatorio ubicado en dicho parque industrial. A su llegada, los agentes localizaron al conductor ingiriendo bebidas alcohólicas fuera del coche. Esta persona mostró una actitud «chulesca y desafiante» al recalcar que no estaba conduciendo el vehículo en ese momento, según explicaron ayer fuentes policiales consultadas.

El vehículo realizó peligrosas maniobras para sortear a otros conductores y viandantes

Media hora después, la patrulla localizó a esta misma persona conduciendo el vehículo en la entrada del túnel que da acceso a la calle Arte Mayor de la Seda. Al tratar de detenerlo, conectando las luces luminosas y acústicas, el vehículo sospechoso procedió a huir por las calles de Xirivella a alta velocidad realizando peligrosos zig zags con el resto de los vehículos y viandantes.

Finalmente y gracias a la pericia de los agentes, el coche policial consiguió adelantar al vehículo y cerrarle el paso cruzando la patrulla. Las diligencias permitieron identificar al conductor y realizarle la prueba de alcoholemia, dando un resultado de «cuatro veces el límite legal permitido». Los agentes detuvieron a esta persona, que cuenta con «numerosos antecedentes penales, por conducir con temeridad manifiesta y poner en peligro la vida y la integridad de las personas y por conducir bajo los efectos del alcohol, dando un resultado en primera prueba cuatro veces superior a la permitida». El vehículo fue retirado por la grúa.