Desarrollan un plan de choque contra 27 enganches ilegales a la luz en Alfafar

El grupo de viviendas de Alfafar donde se ha regularizado el suministro eléctrico. / lp
El grupo de viviendas de Alfafar donde se ha regularizado el suministro eléctrico. / lp

La conselleria regulariza el suministro eléctrico en un grupo de viviendas del municipio y blindará el acceso al cuarto de contadores

VANESSA HERNÁNDEZALFAFAR.

Engancharse de forma ilegal a la red eléctrica o, dicho de otra manera, acometer fraudes de luz es una práctica que ha ido aumentando considerablemente durante los últimos años.

No es de extrañar que desde la Conselleria hayan activado un plan de choque contra estos comportamientos ilegales. En este sentido, fuentes de la Generalitat señalan que con este programa se ha regularizado la práctica de los 27 enganches eléctricos detectados en Alfafar. Sin embargo, fuentes de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) subrayan que estas personas no sólo están cometiendo una irregularidad, sino que están poniendo en riesgo la seguridad de todos.

«Estas conexiones pueden provocar situaciones peligrosas como posibles incendios o descargas eléctricas», indica el director general de la asociación, Alberto Aznar Traval.

Por este motivo, la Generalitat, al detectar estos 27 fraudes de luz, inició una campaña de revisiones en la localidad. En 2018 localizaron estas viviendas con contrato de alquiler, pero sin suministro eléctrico legal. Tras esta detección, la EVha organizó varias reuniones informativas y citas individualizadas con los vecinos que estaban obteniendo electricidad sin pagar. «El objetivo era concienciarlos de la necesidad de regularizar su situación por el riesgo que entrañaban a todos los residentes del edificio», apuntan desde la entidad.

Según dichas fuentes, durante estos encuentros se les ofreció todas las facilidades para dar de alta el contrato de la luz. «Conseguimos alcanzar un acuerdo para que estas familias pudieran realizar un pago bonificado y aplazar la deuda derivada del consumo durante el tiempo que han estado irregularmente», subrayan desde la Generalitat.

Tras estas reuniones, se llegó a una segunda fase donde la entidad llamó a las personas que estaban en situación de suministro eléctrico ilegal, advirtiendo que se iba a normalizar dicha situación. En este sentido, después de este aviso, 26 de las 27 familias están ahora en proceso de legalización de la instalación eléctrica. «Sólo hay una vivienda a la que se le ha cortado el suministro, puesto que no se ha acogido al plan bonificado y continúa enganchada a la red», adelantan a este medio fuentes de la Generalitat.

Según la EVha, este programa se pudo llevar a cabo al ejecutar las obras de revisión de los cuartos de contadores para adecuar las instalaciones a la normativa, tanto de los servicios generales como la de los suministros de las viviendas. «Ahora se adoptarán las medidas que se consideren necesarias para evitar nuevas conexiones como blindar el acceso al cuarto de contadores o la instalación de cámaras de vigilancia», concluyen.