Denuncian el estado de abandono y deterioro que sufre el carril bici de Torrent

El estado de uno de los carriles bici del municipio. / lp
El estado de uno de los carriles bici del municipio. / lp

Compromís critica, además de la deficiente interconexión entre calles, la falta de mantenimiento y de señalización

V. H.TORRENT.

Compromís per Torrent denuncia el estado actual de abandono de algunos carriles bici del municipio. En este sentido, la formación ha realizado una nueva inspección de infraestructuras para comprobar si dichas estructuras cumplen la normativa municipal.

Tras esta revisión, el partido nacionalista ha recopilado varias fotografías que muestran la situación de diferentes sendas ciclables. «Hay obstáculos, socavones y desperfectos», indican. Asimismo, Compromís afirma que también es necesario podar el arbolado que existe alrededor de los carriles. En esta línea, la formación destaca que, aparte de estas demandas, esta red de carriles bici muestra graves deficiencias de señalización y mantenimiento, así como también de interconexión entre calles.

«El gobierno local continúa teniendo graves problemas de movilidad sostenible», apuntan. Según dichas fuentes, desde el ejecutivo se dedican a hacer política de cara a la galería en lugar de estudiar alternativas al transporte motorizado. En este sentido, el portavoz del partido, Pau Alabajos, señala que a esta falta de mantenimiento, hay que sumarle los problemas que Compromís ya denunció en 2012. «Las deficiencias todavía continúan vigentes» agrega. Asimismo, subraya que continúa siendo misión imposible desplazarse desde el centro de Torrent hacia los barrios del municipio. Además, según Alabajos, la localidad emite mucho más dióxido de carbono del que puede absorber su cubierta vegetal.

La formación destaca que los usuarios de estos recorridos tienen que evitar obstáculos y socavones

«Esto es debido, sobre todo, al gran volumen del tráfico rodado, que no se podrá reducir mientras siga la actual falta de mantenimiento de las sendas ciclables», explica.

Según dicha formación, este deterioro ocasiona que los posibles usuarios decidan desplazarse con otros medios de transporte, incrementando la utilización de los vehículos privados. Este comportamiento, según el grupo municipal, aumenta los efectos negativos de la contaminación e imposibilita las prácticas de movilidad responsable.