Denuncian «destrozos» en una de las calles engalanadas del barrio del Cristo en Aldaia

La calle Doctor Rodríguez de la Fuente antes de los destrozos en Aldaia./ LP
La calle Doctor Rodríguez de la Fuente antes de los destrozos en Aldaia. / LP

La avenida, que consiguió el primer premio en el concurso de decorados, amaneció ayer sin iluminación y con la escenografía destruida

V. H.ALDAIA.

Los vecinos del barrio del Cristo han celebrado su tradicional recorrido por las calles engalanadas. Un festejo que consiste en convertir los diferentes paseos en lugares legendarios, colmados de adornos y ornamentos ingeniosos.

Todo parecía indicar que las fiestas terminarían sin ningún incidente. Sin embargo, el martes por la noche, «un par de gamberros destrozaron parte del decorado de la calle que consiguió el primer puesto en el concurso», afirman los residentes. En este sentido, denuncian que la escenografía realizada se ha quedado sin iluminación por el robo de los cables eléctricos. Una situación, que según los inquilinos de la calle Doctor Rodríguez de la Fuente, se ha repetido de forma consecutiva. «El año pasado también tuvimos un percance similar con los adornos», apuntan.

Por su parte, el concejal delegado del barrio del Cristo, José Zapata Martínez, señala que ha sido un «percance puntual». Asegura que las fiestas han transcurrido con normalidad, y que todos los vecinos han participado con entusiasmo en los festejos. No obstante, comparte con lo vecinos que estos actos han sido provocados por algunos caraduras que no saben vivir de forma cívica esta emblemática celebración.

La recompensa se basa en una cesta que incluye un cordero deshuesado y embutido ibérico

Asimismo, subraya que, tras el incidente, los vecinos afectados han recuperado parcialmente la imagen que les hizo ganadores del concurso el domingo pasado. Según Zapata, «la preciosidad de esta calle era cautivadora». Señala que la escenografía reflejaba el universo 'Avatar' y que el ambiente, durante la deliberación de entrega, estuvo marcado por una falsa y tenue neblina.

En esta línea, ayer por la noche se concedió la recompensa a los vecinos. «El regalo consiste en un cordero deshuesado, un vale para la carnicería y dos kilos de embutido ibérico, entre otras cosas», informa.