Denuncian desperfectos en la escoleta municipal de Rocafort

Parte de los desperfectos en la zona de juegos de la escoleta municipal. / lp
Parte de los desperfectos en la zona de juegos de la escoleta municipal. / lp

El profesorado y los padres alertan de la caducidad de los extintores, la falta de juguetes y las grietas en el suelo del patio

VANESSA HERNÁNDEZ ROCAFORT.

La escoleta municipal de Rocafort acumula una serie de desperfectos y deficiencias en las instalaciones del centro. Con esta premisa, se presentó el Partido Popular en el último pleno del Ayuntamiento. Según, el concejal del PP, Gorka Gómez, tanto el claustro como el Ampa de la escoleta llevaban tiempo denunciando «el deterioro y el abandono municipal» del colegio.

Por este motivo, el grupo popular presentó en la sesión plenaria una moción para garantizar la reparación urgente de las deficiencias surgidas. Tras leer la propuesta, el equipo de gobierno (PSPV, Guanyem Rocafort, Compromís e IxR) votó en contra de la reforma. Según fuentes de la oposición, la concejala de Educación, Sonsoles Giner de Guanyem Rocafort, emitió un discurso de «dejadez absoluta».

Dichas fuentes afirmaron que esta actitud demuestra el desinterés del equipo de Gobierno en el área de Educación, a pesar de ser un «punto esencial de su programa político», añadieron. En esta línea, el PP aseguró que la escoleta goza de una partida presupuestaria para este tipo de material y que aún no se ha utilizado. No obstante, otra de sus sugerencias fue que la reforma se realizara de forma urgente con el superávit de las cuentas municipales. Una reforma que, según los padres, es prioritaria. En esta línea,el Partido Popular expuso durante la sesión plenaria las necesidades. Entre ellas, el cambio de algunos «extintores caducados, la falta de juguetes y la instalación de un toldo en el patio del comedor». Además, plantearon la reparación de grietas y desniveles en el suelo y la reposición de la valla exterior.

Réplica municipal

Por su parte, fuentes municipales, aseguraron que uno de los principales motivos del PP a la hora de plantear esta propuesta era conseguir la reprobación de la concejala de Educación. Según dichas fuentes, votaron en contra porque Sonsoles Giner ya presentó una moción con las incidencias del centro, «la escoleta nos da parte de las incidencias del colegio y nosotros las vamos arreglando».

Además, consideraron que el PP había entrado en el «juego de la dinámica política». Según fuentes socialistas, la escoleta es un espacio de referencia a nivel comarcal y se ha triplicado la inversión en este centro desde que comenzó esta legislatura. En esta línea, acusa a la oposición de oportunista por acordarse ahora de las instalaciones.

«Es llamativo que esta moción se presente ahora», destacó el alcalde de Rocafort, Víctor Jímenez. El primer edil subrayó que cuando gobernó el PP no fue capaz de regularizar las titulaciones de los docentes del centro. Por su parte, el Partido Popular recalcó durante el pleno que esta formación intenta apoyar los puntos que afectan y benefician a la mayoría de la población. En este sentido, los populares presentaron una moción a favor de la regulación de unos paelleros municipales en la zona del Bovalar en Rocafort.

Según la oposición, este recinto se ha convertido en un punto de encuentro donde se celebran «charangas y bodas gitanas». Los vecinos de esta zona recogieron firmas para solventar este problemas comunitario. Un conflicto que, según fuentes de la oposición, sigue en el aire porque no apoyaron su propuesta en la sesión plenaria. «No fue aprobada, des de el equipo de Gobierno aseguraron que no era necesario regular la situación».

El ejecutivo quiere incluir el conflicto de los paelleros dentro de la ordenanza de convivencia y limitar el horario, según el PP. Sin embargo, es «insuficiente porque hace falta un control policial, un límite de acceso y normas en la utilización». Según dichas fuentes, no pretenden cerrar los paelleros, simplemente, quieren que haya un reglamento vigente al que se puedan acoger.

Aseguraron que incluso los vecinos de Rocafort están «indignados» porque es un recinto «masificado los fines de semana y ni pueden acceder». «Hay más residentes de otros municipios que de Rocafort». Por el momento, están peleando para que se convoque una comisión extraordinaria y, por lo menos, que exista un regulación mínima que cumpla con las necesidades de los vecinos del municipio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos