El PP denuncia la actitud de Marlaska ante la situación que se vive en la cárcel de Picassent

U. C.PICASSENT.

El Partido Popular denunció ayer que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, «mire hacia otro lado ante la grave situación que se vive en instituciones penitenciarias» de la Comunitat Valenciana. «Debería ponerse a trabajar para explicar por qué está habiendo un aumento en el número de presos en Picassent y por qué no se hace nada ante las vejaciones y agresiones que sufren muchos funcionarios», aseguran desde el partido que lidera Pablo Casado.

Así lo trasladaron el senador del Partido Popular, Fernando de Rosa, tras mantener una reunión junto a los diputados nacionales Vicente Betoret y Luis Santamaría, con el sindicato de prisiones ACAIP para analizar la situación de los funcionarios de prisiones que en las últimas semanas han vivido «situaciones de excepcionalidad en las cárceles de la Comunitat Valenciana».

Los representantes sindicales han denunciado las «pésimas condiciones laborales de este colectivo» y el estado de la cárcel, sobre todo el módulo donde están los internos clasificados de primer grado. El PP se hace eco de la «insalubridad en la que han tenido que trabajar estos funcionarios, mucho de los cuales han padecido infecciones y ha denunciado falta de personal en las dependencias sanitarias del centro».