Las deficiencias obligan a cerrar la piscina de Almàssera hasta nuevo aviso

La intención del Ayuntamiento es abrir la instalación durante este verano. / lp
La intención del Ayuntamiento es abrir la instalación durante este verano. / lp

Las obras para la rehabilitación del servicio municipal empezaron la semana pasada y se estima que terminen a finales de este mes

LAURA CHIRIVELLA ALMÀSSERA.

Los vecinos de Almàssera y escuelas deportivas se quedan sin piscina de verano, hasta nuevo aviso, debido a las obras de instalación del gresite. Así lo comunicó el Ayuntamiento de la localidad mediante un comunicado emitido a través de las redes sociales. Según el contenido del aviso, la Corporación pedía disculpas y lamentaba el retraso ocurrido en la apertura de la piscina municipal de verano, así como las molestias que pudiese generar a todos los afectados.

Por su parte, el alcalde, Ramón Puchades, confirmó ayer a las PROVINCIAS que, pese a que no quieren aventurarse a establecer una fecha concreta, «la intención de la corporación municipal es abrir las puertas de la piscina este mismo verano». Al parecer, las obras, cuyo coste asciende a 50.220 euros, se iniciaron la semana pasada, lo que ha imposibilitado la apertura del recinto durante este mes. «Las obras van a buen ritmo», asegura el primer edil, sin embargo, recuerda que la deuda del Ayuntamiento y las fases burocráticas que se han tenido que llevar a cabo para poder acometer las obras, han retrasado todo el proceso.

Asimismo, también hacía alusión a la imposibilidad de abrir la piscina en las condiciones actuales, un caso similar al ocurrido en Paiporta, donde los vecinos tampoco podrán disfrutar de los servicios municipales de la piscina, durante todo este mes, debido a unas obras de remodelación.

Sin embargo, las explicaciones no han contentado a todos los sectores y las reacciones no se han hecho esperar. Así pues, frente a la indignación que varios vecinos mostraron, a través de las redes sociales, se suma la crítica de la oposición encabezada por el Partido Popular de Almàssera. «Se trata de una mala planificación por parte del equipo de Gobierno y no por falta de dinero», aseguró ayer el portavoz popular Emilio Belencoso.

Belencoso afirmó que es el segundo año consecutivo que se producen problemas con las piscina de verano, ya que en el ejercicio pasado «los vecinos acumularon numerosas quejas por cortes de agua, moho y la caída del gresite». Por ello, debido a esta mala planificación durante dos años consecutivos, aseguró que desde el grupo popular ya han pedido la dimisión del concejal de Deportes, Fiestas y Nuevas Tecnologías, Aitor Ramón. A su parecer, se han producido varias informalidades desde la Corporación municipal, como no avisar a las escuelas deportivas de la imposibilidad de utilizar la piscina para sus actividades previstas, este año en su programación, y que los padres habían abonado. «Ahora tienen que desplazarse hasta Benicalap para poder cumplir con la agenda de las actividades previstas», lamentaba el portavoz popular.

Abre la de Godella

Tras el incidente que obligó a cerrarla piscina, los vecinos de Godella ya pueden disfrutar del servicio más demandado durante los meses de estío. El regidor de Deportes, Fernando Oliveros, pidió disculpas por las molestias ocasionadas a los usuarios, y explicó se podrá solicitar la devolución de la parte proporcional del dinero correspondiente a estos días de cierre, a través del registro de entrada.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos