El curso escolar en l'Horta arranca con obras, traslados, rutas seguras y nuevas instalaciones

Niños entran en un centro educativo de la comarca, ayer. / lp
Niños entran en un centro educativo de la comarca, ayer. / lp

El centro de educación especial La Encarnación de Torrent inicia las clases en una dotación provisional mientras terminan los trabajos del edificio antiguo

A. DASÍ / M .COSTA VALENCIA.

La vuelta al cole en l'Horta, algo pasada por agua, ha comenzado entre obras, nuevas rutas escolares seguras y mejoras en dotaciones. La mayoría de Ayuntamientos han realizado actuaciones en los colegios durante el periodo estival para ganar en eficiencia energética y mejorar los accesos. También destaca la puesta en marcha en algunas localidades de las rutas escolares seguras que permiten a los escolares desplazarse a pie a sus centros, evitando peligros, como es el caso de Albalat dels Sorells, que ayer lo hicieron a ritmo de tabal y dolçaina.

En Torrent, la capital de l'Horta Sud, 16.000 estudiantes iniciaron las clases en los 56 centros educativos «sin incidentes», como señaló la concejala de Educación Patricia Sáez, quien dio la bienvenida al curso desde el CEIP San Juan Bautista. Sáez también visitó el centro de educación especial La Encarnación, que estrena su último curso en su actual ubicación. Las obras del nuevo colegio avanzan a buen ritmo y está previsto que a mediados o finales de este curso se pueda realizar el traslado para que los casi 150 alumnos acaben las clases ya en las nuevas instalaciones.

Ventanales

En Paterna 11.703 estudiantes regresaron ayer a las aulas de los 25 centros públicos y concertados de Primaria y Secundaria. La Corporación ha acometido diversas obras previas, entre las que destaca la finalización del aulario de Infantil del CEIP Sanchis Guarner, el cambio de ventanales del edificio de Infantil del CEIP Vicente Mortes, y el cambio de paneles translúcidos en todo el perímetro del gimnasio del CEIP Jaume I, así como la ampliación de aceras del acceso principal del CEIP Villar Palasí. El concejal José Manuel Mora destacó que «la voluntad del equipo de gobierno es seguir mejorando las instalaciones educativas y aumentando las becas».

La «normalidad» también fue la nota predominante en Silla, donde la media de ratio de los centros públicos se encuentra por debajo de la máxima exigida. En Infantil y Primaria, se sitúan en 20 y 22 escolares por aula, respectivamente, mientras que en la ESO está por debajo de los 32 que marca la norma.

El curso se ha abierto para un total de 2.440 de alumnos. Por niveles, en Educación Infantil han vuelto a las aulas 546 pequeñas y pequeños, mientras que en Educación Primaria han sido 1.202 escolares y en la ESO 692 alumnos. Para la concejala de Educación, Raquel Sánchez, el curso ha comenzado siguiendo la línea de «apostar por la enseñanza pública y de calidad con más profesorado, y menos alumnos por aula».

Este curso también destaca por la nueva Aula de Educación Compartida del IES Enric Valor; un programa educativo para evitar el abandono escolar en la ESO en el que el Ayuntamiento participa con la contratación del monitor de taller y en la coordinación del proyecto, a través de un convenio con la Conselleria.

2.678 estudiantes iniciaron sus clases en Benetússer. El Ayuntamiento ha invertido 42.462 euros en reformas este verano para sustituir pavimentos y cambiar fontanería y saneamientos. A pesar de que en breve se iniciarán los trabajos de mejoras integrales gracias al programa Edificant de la Conselleria, el Consistorio decidió acometer las actuaciones de mantenimiento con el fin de que los escolares pudieran comenzar el curso con sus centros en las mejores condiciones.

Los colegios e institutos de Mislata acogieron a más 7.000 alumnos de todas las etapas educativas. El alcalde, Carlos Fernández Bielsa, junto a la concejala de Educación, Ana María Julián, visitaron el colegio Jaume I, donde se ha solventado el problema de la falta de persianas. Bielsa ha recordada que «hay una alta posibilidad de que Mislata tenga un nuevo centro escolar en la zona del Quint II».

Otra de las grandes novedades es la aplicación móvil llamada 'Tokapp School', que permitirá tener un contacto directo, vía móvil y tablet, a tres bandas entre centros escolares, padres y madres de los alumnos y el propio Ayuntamiento.

El curso escolar arrancó en Paiporta con 4.184 niños y niñas. La vicepresidenta Mónica Oltra y el conseller Vicent Marzà estreron el curso en el CEIP Jaume I, junto en la alcaldesa, Isabel Martín. El Ayuntamiento ha adaptado este año los lavabos de infantil del CEIP Rosa Serrano, donde también se ha mejorado la ventilación del gimnasio con el cambio de las ventanas. Así, se está a la espera de los cambios de ventanas del L'Horta, gracias a una subvención de la Diputación de 230.000 euros, cuyas obras empezarán en tres semanas. El Jaume I, por su parte, será uno de los centros paiportinos que se incluirá en las actuaciones del Pla Edificant, que permitirá cambiar toda la instalación eléctrica, así como la adaptación para personas con diversidad funcional y la mejora de la accesibilidad con un nuevo ascensor.

Albal ha invertido antes del inicio de curso más de 300.000 euros en la puesta a punto de sus colegios públicos. Las inversiones van desde la sustitución de ventanas y cerramientos, pintura y reparación hasta la colocación de zonas de sombrajo y la remodelación de las pistas deportivas. Ayer, lo pudieron comprobar los 2.822 alumnos que cursarán sus estudios en los seis centros educativos del municipio; cuatro públicos, un concertado y el Instituto.

El alcalde, Ramón Marí, y la concejala de Educación, Melani Jiménez, visitaron el colegio Juan Esteve y comprobaron el fin de las obras de sustitución de ventanas y cerramientos. También anunciaron las inversiones previstas para este año en el colegio, que cumple 40 años, para remodelarlo casi por completo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos