Critican el cierre de una piscina en Port Saplaya

UISO CRESPO.

El Ayuntamiento de Alboraya cerró durante el martes y el miércoles la piscina Pla de l' Estany para poder instalar el vallado que obliga la normativa. Ante esta medida, algunos vecinos del establecimiento ubicado en una urbanización de Port Saplaya manifestaron a LAS PROVINCIAS su malestar. «El Ayuntamiento impide a los vecinos el uso y disfrute de la piscina», alegó una residente de la zona. Los residentes criticaron que se realizaran las obras en plena temporada estival. Por su parte, el gobierno municipal asegura que han llevado a cabo el cambio de filtros, bombas y arena, entre otras funciones, en los últimos meses para el uso y disfrute de los veraneantes. También informan que ha sido un hecho puntual y que la piscina fue reabierta al baño en la jornada de ayer.