El Consell toma medidas contra una familia de Alfafar por alterar el contador de luz

El cuarto de contadores con la cerradura rota. / lp
El cuarto de contadores con la cerradura rota. / lp

Los residentes son los únicos de un bloque de viviendas que no se han ajustado al plan de la Generalitat para regularizar el suministro

V. H.ALFAFAR.

La Conselleria, a través de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha), está tomando acciones legales contra una familia de Alfafar que supuestamente ha roto la cerradura del cuarto de contadores de su vivienda para manipular la conexión eléctrica.

«En la inspección realizada, comprobamos que se había forzado la puerta de entrada y accedido irregularmente al cuarto, alterándose el suministro para robar la luz», destacan desde la entidad.

En este sentido, indican que la revisión constató la eliminación del precinto de acceso al bornero del contador y el puenteado del cable de abastecimiento a la vivienda. «Inmediatamente, dimos el aviso a la empresa de mantenimiento para reparar la puerta deteriorada», apuntan. En esta línea, subrayan que las acusaciones recaen sobre esta familia porque es la única del grupo de viviendas que no quiso acogerse al plan de regularización de la electricidad impulsado por la Generalitat.

«Estamos llevando a cabo esta campaña de suministros en las comunidades de vecinos en las que existen enganches ilegales que pueden provocar situaciones peligrosas», indican. Como ya adelantó este medio, con estas inspecciones se llegaron a detectar 27 fraudes de luz en este bloque de viviendas.

Desde la EVha, para ayudar a resolver este problema, se organizaron reuniones informativas y citas individualizadas con los vecinos para concienciarlos de la necesidad de regularizar su situación por el riesgo que entraña a todos los residentes del edificio. «En estas reuniones les ofrecimos todas las facilidades e información sobre las gestiones necesarias para dar de alta el contrato de la luz», aseguran desde la entidad. Además, alcanzamos un acuerdo con la compañía eléctrica para que estas familias, normalmente sin recursos, pudiesen realizar un pago reducido y aplazar la deuda derivada del consumo durante el tiempo que han estado irregularmente.

De esta manera se actuó con dicha familia. Sin embargo, según la agrupación, nunca fueron a ninguna reunión, ni se preocuparon por resolver su situación. Por este motivo, el día 24 de julio, procedieron al desenganche de las acometidas de luz ilegales en el edificio. Una actuación que sólo afectó a estos residentes, puesto que el resto de las 26 familias sí se acogieron al plan de la Generalitat.

Tras esta intervención, EVha llevó a cabo las actuaciones técnicas necesarias para incrementar la seguridad de estas instalaciones, tanto en lo relativo a la restricción de los accesos a los cuartos de contadores como en lo referente a mejorar la seguridad eléctrica. Sin embargo, tras realizar esta última revisión técnica y comprobar los daños ocasionados, incrementarán las medidas de protección.