Compromís per Torrent pide la unidad de Delitos de Odio en el municipio

La formación indica que hace falta una planificación y estrategia policial para evitar este tipo de agresiones

V. H.TORRENT.

Compromís per Torrent reclama al gobierno local la creación de una unidad policial para combatir los delitos de odio que puedan suceder en el municipio. En este sentido, dicha formación denuncia la falta de iniciativa del ejecutivo para cumplir los compromisos de la ley LGTBI.

«Es indispensable que una localidad de 80.000 habitantes como Torrent prevenga y actúe contra los posibles agresiones que se puedan producir», apuntan. Añaden que este tipo de ataques «no se pueden banalizar y hace falta una estrategia y una planificación en material policial» para evitar cualquier incidente racista, xenófobo o de cualquier otra forma de intolerancia. En esta línea, el partido recuerda que el artículo 42 de la ley de igualdad de las personas LGTBI, aprobada por las Cortes Valencianas durante la pasada legislatura, contempla la creación de un grupo contra los delitos de odio coordinado por la policía local en ciudades de más de 50.000 habitantes. «Es especialmente grave que la segunda ciudad más poblada de la demarcación de Valencia y la más grande del área metropolitana no cuente con este tipo de unidad», destacan.

Asimismo, el portavoz de Compromís, Pau Alabajos, resalta que «esta situación no es más que un nuevo capítulo de dejadez y falta de iniciativa por parte del gobierno del PSPV». Unas declaraciones que vienen motivadas por el incidente ocurrido hace sólo unos días en la ciudad de Valencia, donde un joven fue agredido a la salida de una discoteca por su orientación sexual.

«Exigimos una actuación coordinada en materia de seguridad ciudadana», apuntan. Una iniciativa que, según dichas fuentes, implica la necesidad de aplicar de forma inmediata los compromisos que establece la ley LGTBI.