Compromís expulsa al PP de su despacho con un candado y el grupo lo lleva al juzgado

Compromís expulsa al PP de su despacho con un candado y el grupo lo lleva al juzgado

Los ediles alertan de que dentro hay 10.000 euros en lotería, objetos personales y expedientes mientras Compromís critica el «circo» porque ya se notificó el traslado

MARINA COSTA PATERNA.

Los ánimos en el primer piso del Ayuntamiento de Paterna andan estos días paralelos a la ola de calor por culpa de una reorganización de despachos. Un candado colocado ayer en la puerta de las dependencias del grupo municipal del PP caldeó de nuevo el ambiente político y acabó con una denuncia en los juzgados.

Los populares llevaron este 'desahucio' al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Paterna cuando, sobre las 11 de la mañana, comprobaron que un candado impedía acceder al espacio del grupo municipal, en el que trabajan cuatro personas.

La denuncia la interpusieron contra el teniente de alcalde de Urbanismo y concejal de Compromís, Carles Martí, «porque es de quien se ha recibido la orden de precinto del despacho». «En el Ayuntamiento de Paterna ha ocurrido lo nunca visto posiblemente en ningún Ayuntamiento de España: el grupo municipal popular se ha encontrado con un candado en su despacho para impedir el acceso», lamentaron los populares.

El PP explicó en la denuncia que «técnicos de la empresa municipal, acompañados de la Policía Local (por orden del señor Martí), han puesto en candado agujereando la puerta de un Bien de Interés Cultural, como es el Palacio Consistorial de la Villa». En dicha acusación remitida a los juzgados, los populares hacen constar que «además de impedir por completo la labor de oposición del PP, los concejales se han visto privados incluso de sus tarjetas de firma electrónica (sin las que no pueden presentar ninguna documentación en el propio Ayuntamiento), de sus enseres personales, de la lotería de septiembre y Navidad del partido, de las llaves de la sede y, como no, de toda la documentación necesaria para poder preparar, entre otros, el pleno extraordinario convocado para el próximo lunes 6 de agosto».

En la denuncia se recalca que en el interior del despacho hay más de 10.000 euros en lotería de Navidad, 600 euros en lotería de septiembre y unos 100 euros para adquirir las sillas de las fiestas de Paterna, además de agendas, expedientes y efectos personales de los concejales.

Los populares calificaron estas actuaciones de «auténtica aberración contra los principios básicos de la democracia» y tildaron «de actitud dictatorial los hechos que están ocurriendo».

En este sentido, la portavoz del Partido Popular, María Villajos, insistió «en que por más impedimentos que quieran ponernos, el PP seguirá haciendo su trabajo y seguirá representando a los casi 7.000 ciudadanos que depositaron su confianza en nosotros. Desde luego, no nos van a callar».

Por su parte, Compromís per Paterna calificó ayer de «rabieta» y «circo» la reacción de los populares tras el cierre del despacho. Así, mostró su «sorpresa» por el revuelo montado por el Partido Popular con la reorganización de los despachos, una iniciativa que viene dada, «después de que se consolidara el abandono de un nuevo concejal de los populares, pasando de los seis regidores y dos asesores con que empezaron esta legislatura, a tres regidores y un asesor que tienen a día de hoy».

«Después de tantos años apropiándose de lo público, el grupo municipal del PP es normal que se aferre a un espacio que en ningún momento ha sido de su propiedad, se trata de un procedimiento que entra dentro de la normalidad organizativa de un Ayuntamiento», además «en ningún momento se les ha impedido el acceso al despacho para poder hacer efectivo el traslado de sus efectos personales y de partido», aseveró ayer el portavoz del grupo municipal de Compromís per Paterna, Juanma Ramón.

«Triturando documentos»

Desde que recibieron la notificación del cambio de despachos, «hace una semana, los miembros de los populares han estado triturando documentos y encajando archivos, por esa cuestión nos llama la atención que ante esa aparente aceptación inicial, la señora Villajos y el resto de regidores populares pongan ahora el grito en el cielo con un procedimiento que es completamente legal».

Desde el pasado día 27, el grupo popular conoce, según Compromís, que «en ningún momento se han quedado sin despacho para poder trabajar, puesto que automáticamente se les asignó un nuevo despacho en la misma planta, se trasladan al mismo pasillo, a unos pocos metros de su anterior despacho y de las dimensiones apropiadas para el tamaño actual de representación de los populares en el ayuntamiento», destacó Juanma Ramón.

 

Fotos

Vídeos