Comerciantes de Rocafort critican la falta de aparcamiento en la entrada de Santa Bárbara

La plaza comercial está vallada desde hace un mes, pese a que han finalizado las obras. / lp
La plaza comercial está vallada desde hace un mes, pese a que han finalizado las obras. / lp

Los afectados señalan que el plan urbanístico establecía una zona de estacionamiento con 90 plazas, pero sólo se han habilitado la mitad

VANESSA HERNÁNDEZROCAFORT.

«La falta de plazas de aparcamiento está repercutiendo directamente en nuestras ventas», destacan los comerciantes de la plaza, ubicada en la entrada de Santa Bárbara. Según estos propietarios, en la anterior legislatura, el Ayuntamiento aprobó un proyecto urbanístico que incluía la construcción de 90 estacionamientos en la avenida Cortes Valencianas, entre la carretera Godella-Bétera y la urbanización Santa Bárbara.

Sin embargo, las obras ya han finalizado y sólo se han habilitado 50 espacios. «El objetivo de esta iniciativa era construir una zona de parking que uniese la urbanización de Santa Bárbara con el municipio, pero en la misma avenida se han levantado aceras a ambos lados reduciendo las plazas», afirman indignados. En este sentido, indican que el volumen de circulación en esta zona es excesivo. «La dificultad a la hora de estacionar perjudica a los comercios.

Los conductores se ven obligados a descender por la pinada para poder aparcar su coche», apuntan. Asimismo, señalan que, aunque las obras han culminado, la explanada comercial está vallada desde hace un mes, dificultando el acceso de los clientes a los locales. «Hemos reducido las ventas. Es verano y nos perjudica mucho tener este cercado tan próximo a nuestros negocios», subrayan contrariados.

El alcalde quiere revertir este proyecto y se niega a recepcionar las obrasEl anterior gobierno indica que los dueños estaban «de acuerdo con este recorte»

Modificación

En este sentido, dichas fuentes afirman que el proyecto se modificó 'in extremis' por intereses electorales. «El presidente de la urbanización Santa Bárbara solicitó al anterior ejecutivo (PSPV), dos meses antes de elecciones, que no se habilitaran las 90 plazas por considerar que era antiestético», apuntan. Toda esta situación ha generado que los propietarios mantuvieran una reunión con el actual ejecutivo (PP, Cs y Vox) para reclamar una solución. Por su parte, el alcalde del municipio, Guillermo Gimeno, adelantó a este medio que buscan revertir esta situación y ejecutar el proyecto que se aprobó en el Ayuntamiento.

«Cuando accedimos al gobierno y advertimos que no se habían construido los espacios prometidos, hablamos tanto con el técnico municipal como con la Policía Local para entender este cambio», indicaron. «No estaban informados de la modificación», agrega.

Desde el tripartito entienden la frustración de los comerciantes. «No queremos recepcionar estas obras urbanísticas, la empresa ha incumplido los pliegos de las condiciones del concurso», afirman. Por este motivo, el alcalde indica que han demandado un informe a los técnicos que recibirán esta semana. «Este documento establecerá una «inviabilidad» técnica del actual plan urbanístico», concluye.

Además, aseguró que cuando se personó ante la empresa constructora y solicitó un informe que determinara la reducción de espacio advirtió que «no existía dicho documento».

La reunión

En esta línea, el anterior gobierno del PSPV matiza que cuando comenzaron las obras, mantuvieron una reunión con todos los vecinos y comerciantes de la zona afectados por los trabajos.

«Todos decían que querían menos plazas de aparcamiento de las que estaban en el proyecto», aseguran. Sin embargo, los comerciantes afirman que «esto es falso» y que no fueron informados de esta circunstancia. «¿Cómo vamos a estar de acuerdo con algo que perjudica al negocio?», indican.

En esta línea, aseguran que ni ellos ni la Policía Local estaban informados del recorte de espacio. No obstante, fuentes de la anterior corporación consultadas por este diario insisten en que, durante la reunión, los arquitectos de la obra acordaron limitar los espacios y «nadie se pronunció». «Incluso a algunos miembros del actual ejecutivo les pareció bien reducir el número de huecos para facilitar el aparcamiento», agregaron en respuesta a preguntas de LAS PROVINCIAS.

Así las cosas, dichas fuentes subrayan que esta iniciativa se puede modificar, puesto que es viable ampliar la cantidad de estacionamientos en cualquier momento. «El ejecutivo si quiere puede volver a revertir esta situación y habilitar las 90 plazas», apuntaron desde el anterior equipo de gobierno.