Cazan a una furgoneta cargada de escombros en Les Moles de Paterna

La Policía Local identifica al conductor de la furgoneta. / lp
La Policía Local identifica al conductor de la furgoneta. / lp

La Coordinadora del paraje aboga por el cierre de caminos y la limpieza y clausura de los vertederos ilegales existentes

A. DASÍPATERNA.

Voluntarios de la Coordinadora de Les Moles pillaron a un conductor intentando acceder a Les Moles con la furgoneta cargada de escombros para presuntamente deshacerse de ellos en este paraje natural. Según explican, el vehículo trató de pasar por encima de los montículos que colocó el Ejército para evitar el acceso y se quedó atascado encima de ellos. Además, se da la circunstancia de que hay una placa de señalización prohibiendo el paso a este tipo de utilitarios.

Tras tener constancia de su presencia, se comunicó a la Policía Local de Paterna que se personó en apenas unos minutos, sancionando al infractor, un chófer de una empresa. Los agentes tomaron nota de lo ocurrido para, además de multar, investigar en profundidad los hechos por si fuera una práctica habitual de la mercantil.

El percance fue aprovechado por los voluntarios de la Coordinadora para comunicar la aparición de otro montón de enseres, en el que tras su inspección y registro, se localizaron documentos que tienen datos fundamentales para iniciar una investigación, como nombres, carnés de identidad y direcciones. Esto puede ayudar a conocer el origen del vertido ilegal en la zona que próximamente se incorporará al Parque Natural del Túria, a los efectos de su sanción y obligación de retirada.

Desde el colectivo, agradecen a la Policía Local su «rapidez y eficacia» y recuerdan que la primavera pasada ya denunciaron la proliferación de vertederos ilegales en el término municipal de Paterna. Por ello, valoran «muy positivamente que se empiece a perseguir a los infractores y la iniciativa de colocar placas» por parte del Ayuntamiento.

A pesar de esto, solicitan «la limpieza y clausura de todos y cada uno de esos puntos negros» ya que «a parte del problema de salubridad que pueden generar, también hay que tener en cuenta que muchos de ellos se encuentran en entornos forestales, aumentando el peligro de incendio en el municipio».