Canteros especializados recomponen pieza a pieza parte de las losas del patio de Los Silos

Más de 350 kilos. La clasificación de todas las losas ha sido minuciosa. Algunas pesan más de 350 kilos. / lp
Más de 350 kilos. La clasificación de todas las losas ha sido minuciosa. Algunas pesan más de 350 kilos. / lp

Este trabajo artesano permite recuperar todo el material original que ya se está colocando para que más de un centenar de piedras encajen «como un puzle»

MARINA COSTA BURJASSOT.

Los trabajos en el patio de Los Silos de Burjassot han convertido la explanada de las losas a recolocar en un taller artesano donde canteros especializados recomponen, pieza a pieza, algunos de estos elementos que presentan roturas, como consecuencia del derrumbe que afectó a parte del muro el pasado mes de septiembre.

El proceso es «muy minucioso y milimétrico porque para recomponer trozos, de varios centímetros incluso, se está utilizando grafito que se mezcla con polvo de la parte interna de la misma piedra para que el color sea lo más similar al elemento a reparar», explican fuentes municipales.

El trabajo es arduo porque se han catalogado, una a una, todas las losas y hay pendientes de colocar más de un centenar. Las que presentan alguna rotura o les falta algún fragmento pasan a este taller pétreo en el que se buscan concienzudamente todos los fragmentos, por muy pequeños que sean, para recomponer el elemento dañado, de la manera más fiel posible.

«Es un trabajo muy minucioso, de muchísima dedicación que hará que todas las piezas encajen al final a la perfección, como si de un enorme puzle se tratara», destacan fuentes municipales.

Así, ya están todas las piedras colocadas en el patio, en el orden en el que se han de reubicar, «y se ha iniciado primero la instalación de las piezas del canalón. De éstas, hay aproximadamente unas treinta. Este elemento es el que vierte las aguas a las gárgolas».

El resto de piezas, las que pertenecen al suelo y las que pertenecen al banco, están en una segunda línea ubicadas en el patio. Hay piezas que pueden pesar más de 350 kilos.

Se está trabajando con más de un centenar, desarrollando «una labor artesana, manual y milimétrica». También se está colocando «el encofrado para las puertas del muro y después de procederá al recubrimiento o enfoscado». «Hace ya unos días que el muro del patio se levanta en su totalidad e iguala la altura original que tenía. Ya hemos acabado otra fase de la reconstrucción y estamos empezando con la siguiente, que es meticulosa y muy laboriosa. Poco a poco, piedra a piedra, van encajando las piezas en su sitio, reconstruyendo el puzle original del enlosado del patio», destacó ayer el alcalde de Burjassot, Rafa García.

Es «impresionante ver el trabajo que se está haciendo en la parte de arriba con las piedras. Las están uniendo con mimo y con profesionalidad, dándole al patio su aspecto original, acoplando piezas de centímetros con otras que pesan cientos de kilos».

«Quizá sea el proceso más laborioso pero permitirá que nuestro patio vuelva a lucir perfecto y eso es lo verdaderamente importante», subrayó el primer edil.