La calle Camí Reial de Torrent se transformará en un vial urbano

La imagen actual de la calle Camí Reial que separa al barrio de Caracoles. / lp
La imagen actual de la calle Camí Reial que separa al barrio de Caracoles. / lp

La reurbanización prevé cambiar la imagen actual de carretera comarcal ampliando el espacio para los peatones y reduciendo el tráfico

ADA DASÍ TORRENT.

La reurbanización de la calle Camí Reial prevé convertir esta arteria de Torrent en una vía más sostenible y ya se han dado los últimos pasos para iniciar su transformación. El contrato para acometer las obras ya se ha firmado, después de que se presentaran 36 empresas al proceso de licitación.

Las actuaciones, que cuentan con un presupuesto de 1,6 millones de euros, contemplan la mejora de la antigua carretera comarcal CV-405, con el objetivo de primar el espacio peatonal y la integración del barrio de los Caracoles en el tejido urbano. En este sentido, se mejorará el entorno, al mismo tiempo que se renovarán los colectores.

MEJORAS

uIntegración
Del barrio de Caracoles en la trama urbana a partir de la reurbanización de la antigua carretera comarcal CV-405.
uReconversión
La percepción actual se transformará a vial urbano, con un mayor espacio para el peatón.
uSeguridad vial
Uno de los objetivos es calmar el tráfico y la reducción de la velocidad de circulación.

Las diferentes tareas incluyen medidas como la reducción de la velocidad de circulación en la zona, con estrategias que permitan tanto disuadir el paso de tráfico comarcal como mejorar la seguridad vial, y de la contaminación acústica y lumínica, siguiendo así con el compromiso de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (Edusi) de evolucionar hacia un modelo de ciudad más sostenible.

Así, por una parte, se reducirá la anchura de los carriles de circulación para primar al peatón, con el ensanche de las aceras, y la repavimentación de ambas zonas. De igual forma, se crearán nuevas plazas de aparcamiento para resolver la falta de espacio en esta artería de comunicación, sin que esto afecte a la sostenibilidad ya que se han proyectado nuevas áreas verdes y de descanso a partir de espacios residuales que en la actualidad confieren un aspecto industrial y degradado, con especial incidencia en el ámbito de la gasolinera. También se sustituirá la señalética y se dotará de mobiliario urbano.

Este proyecto se encuentra enmarcado dentro de la Edusi 2015-2025 que tiene por objeto la planificación de actuaciones de regeneración urbana a ejecutar hasta el 2022, y está cofinanciado por fondos europeos Feder.

El alcalde, Jesús Ros, destacó que esta zona «se convertirá en un espacio amable y se integrará en el Torrent del futuro que estamos construyendo entre todos y todas». Ros también avanzó que se seguirá el mismo sistema de información a los vecinos, tal y como se ha hecho en las obras de la rotonda del cruce de la calle Padre Méndez con la avenida Reina Sofía y en la actuación de la calle Virgen del Olivar.

«Se instalará un punto de información sobre el terreno para que los residentes puedan resolver sus dudas y plantear sugerencias, evitando así los desplazamientos hasta el Ayuntamiento», advirtió. También se les remitirá una carta para comunicarles cuándo se inicia la actuación. Ros añadió que «trataremos siempre de entorpecer lo mínimo al vecindario, ya que el mayor problema será la incomodidad vecinal, además del tráfico», tanto en estas obras como en las de construcción de la rotonda de la calle Valencia.

Y es que a esta actuación se suma la construcción de una glorieta en el cruce de la calle Valencia con Canónigo Gisbert y Mas del Jutge incluyendo el último tramo de este vial principal hasta Camí Reial, que resolverá uno de los problemas urbanísticos históricos de la ciudad, favoreciendo la fluidez del tráfico y la seguridad.

Las obras de Camí Reial son una continuación de la actuación que se realizó en la legislatura pasada para la reurbanización de la calle Valencia, que mejoró su imagen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos