La Cabalgata del Ninot saca la crítica a la calle

Los representantes falleros junto al alcalde y el edil, inauguran la Exposición del Ninot. / José Remoi
Los representantes falleros junto al alcalde y el edil, inauguran la Exposición del Ninot. / José Remoi

Las tres comisiones locales compiten por los máximos galardones, que se entregarán el día 16 y asistirán a la Ofrenda a la Mare de Déu el 18 Almàssera, lista para disfrutar de un intenso fin de semana

A. DASÍ ALMÀSSERA.

Las tres comisiones locales, Ventorrillo, El Trull y Almàssera, reviven como cada año la tradición fallera en el municipio. Las máximas representantes de cada una de ellas, dieron la bienvenida a la fiesta josefina en la Crida, junto al alcalde, Ramón Puchades y el concejal de Fiestas, Aitor Ramon, hace unos días. El edil invitó a la población a «participar» de cada acto y de «todo lo que significan las Fallas, como los monumentos y la ilusión que inunda los casales. Baja a la calle y disfruta». El alcalde se sumó a la invitación y destacó el trabajo que a lo largo del año realiza el colectivo fallero que aglutina a cerca de 250 personas.

Tras la Crida, la comitiva se desplazó hasta el patio del ayuntamiento para inaugurar la Exposición del Ninot, que deja entrever una muestra de los monumentos falleros que las comisiones sacarán a la calle el día 15 por la noche en la plantà, y que estará abierta al público hasta ese mismo día.

Los actos falleros se retoman hoy, que será cuando la crítica sale a la calle de la mano de la Cabalgata del Ninot, en la que las comisiones mostrarán el espíritu más satírico con sus disfraces. El desfile partirá de la plaza Major a las seis de la tarde. También, la falla Almàssera ha organizado para esta mañana un almuerzo en su carpa para conmemorar el Día de la Mujer.

En estos días, la fiesta se relega a los casales donde cada comisión ha organizado sus actos previos a la semana grande para que todo el municipio se impregne del ambiente fallero. La noche del 15, se revelará uno de los secretos mejor guardados con la plantà de los seis monumentos, que reflejan el esfuerzo por mantener viva la tradición valenciana.

Al día siguiente, las comisiones se congregarán a la una del medio día en la plaza Major para conocer el veredicto del jurado y saber cuál de todas ha conseguido los máximos galardones. La fiesta seguirá en los casales con cenas, comidas y disco móvil durante estos días.

El 18 se vivirá uno de los actos más esperados con la ofrenda a la Mare de Déu, en la que participan todas las comisiones y el día del patrón, Sant Josep, se celebrará una misa en su honor, a la que seguirá una mascletà. Por la noche, las llamas prenderán los monumentos, primero los infantiles y luego los grandes, para concluir la fiesta.