Burjassot pondrá en valor su fondo histórico para mostrarlo al público

Parte del archivo municipal. / lp
Parte del archivo municipal. / lp

El Ayuntamiento inicia un ambicioso proyecto para digitalizar, clasificar y exponer miles de documentos inéditos, fotografías y antiguos carteles de cine

MARINA COSTABURJASSOT.

Burjassot ha decidido rescatar y promover su historia, contada a través de sus archivos, fotografías y documentos. La Concejalía de Cultura y Patrimonio, dirigida por Javier Naharros, ya está trabajando en la gestación de «un ambicioso e ilusionante proyecto para la conservación y difusión de todo el patrimonio histórico y documental con que cuenta el municipio».

El proyecto, que se ejecutará en varias fases, dado el elevado volumen de material existente, tiene como principal objetivo sacar a la luz y facilitar el acceso, tanto a investigadores como al grueso de la ciudadanía, de todo el rico patrimonio documental y fotográfico de la ciudad. Actas del Ayuntamiento de Burjassot desde comienzos del siglo XIX, una colección de cartelería de las películas que se proyectaban en los cines de Burjassot en las décadas de los 50 y 60, la mayoría de los Boletines de Información Municipal (BIM) desde su creación, antiguos libretos de fiestas y fallas, una gran colección fotográfica y otros documentos «de gran interés histórico» quedarán a la disposición de todas las personas interesadas por la historia local.

Entre las líneas de acción trazadas, la Concejalía de Cultura y Patrimonio ha avanzado que el fondo documental contará con un espacio físico, ubicado en la Casa de la Cultura, por medio de una exposición permanente en la cual se mostrarán objetos, fotografías y documentos, muchos de ellos inéditos.

Por otra parte, se facilitará un espacio de consulta digital, mediante un portal web, en el que todos los fondos digitalizados hasta la fecha quedarán abiertos a la consulta de los ciudadanos y ciudadanas, desde su ordenador o dispositivo móvil.

También se facilitará el acceso a la Biblioteca Histórica Municipal, cuyos volúmenes rondan los 10.000 ejemplares con libros del siglo XVIII, XIX y XX. Otra de las iniciativas que pretende poner en marcha la concejalía para la transformación de la Casa de la Cultura en un espacio museístico es la instalación, en la Sala de Lectura de Biblioteca Municipal, de los antiguos cuadros que adornaban la antigua Biblioteca Municipal cuando se encontraba en la plaza de Emilio Castelar, en la que fue la casa de la familia de Vicente Blasco Ibáñez.

Con el tiempo, esta sala se transformará en una galería de retratos «de aquellos hombres y mujeres que han contribuido a enriquecer las letras, las artes y la cultura local, como es el caso de Julio Llopis, María Ros, Juan José López Laguarda o Fausto Hernández Casajuana, entre otros».

La reciente localización de «200 carteles originales de cine, dentro de una caja, en el fondo del archivo, ha sido un hallazgo importante que se sumará a este proyecto en el que vamos a trabajar de lleno y para el que iremos destinando diferentes partidas. Del archivo histórico hay digitalizadas, por ejemplo, actas desde 1813, pero también hay mucho material fotográfico inédito, entre miles de expedientes. El trabajo será arduo pero muy interesante», destaca el concejal Javier Naharros.