Los bous vuelven a Mislata envueltos por la polémica

Un festejo de bous al carrer. /J. Signes
Un festejo de bous al carrer. / J. Signes

Colectivos animalistas y grupos políticos organizan una concentración para mostrar su desacuerdo con estos festejos

A. DASÍMISLATA.

Los festejos taurinos vuelven a Mislata este año envueltos por la polémica entre los partidarios de la celebración y los colectivos que defienden los derechos de los animales, entre ellos partidos políticos como Compromís, Podemos y EUPV. Esta última formación ha emitido un comunicado en el que expone que «en nuestro compromiso con el bienestar animal, lamentamos la celebración de festejos taurinos en Mislata y apelamos a las autoridades competentes a que no faciliten por ningún medio la realización de los mismos».

EUPV apela al «nulo arraigo» de esta celebración en el municipio y apunta al equipo de gobierno que, en los últimos años, «no solo ha facilitado a la asociación taurina los tramites que le corresponde (a menudo de manera torticera, como negar la titularidad del suelo público o cobrar una tasa ínfima por su ocupación) sino que el alcalde y algún que otro concejal, han dado público respaldo a la asociación taurina en las redes sociales, como bien se puede apreciar en diversas fotos».

«En años anteriores, hemos visto como el gobierno municipal de Mislata facilitaba a la asociación taurina la realización de estos festejos», señalan y añaden que «sin menoscabo de la responsabilidad de la Conselleria correspondiente, que es quien da la autorización definitiva, es requisito contar con una declaración favorable del Ayuntamiento donde se celebran los festejos y una autorización del mismo de ocupación de suelo público».

EUPV acusa al Ejecutivo de facilitar los permisos a la asociación organizadora de la fiesta

De igual forma, mantienen que «la diversión de unos pocos no puede condicionar la convivencia de todas y de todos y el Gobierno municipal es responsable de promover espacios de ocio, cultura y diversión planificados de forma educativa» y recuerdan que la ciudad forma parte de la Asociación Internacional de Ciudades Educadoras.

«El Ejecutivo no puede estar en una constante contradicción permitiendo y favoreciendo la realización de festejos donde se maltratan animales y sacando pecho con Planes, Comisiones de Convivencia y premios de Unicef», añaden.

Esta formación es una de las organizadoras de la concentración que tendrá lugar el próximo jueves, día 25 de julio, a las siete de la tarde a las puertas del ayuntamiento, junto a otros grupos como Compromís y Podemos, y la Plataforma Animalista de Mislata. El objetivo es mostrar su desacuerdo con estos festejos que tendrán lugar el fin de semana.

El equipo de Gobierno mantiene que es la Conselleria la responsable de autorizar los actos

Fuentes municipales advierten de que el consistorio «no tiene nada que ver con estas fiestas», ya que los permisos para realizarlos los concede la Conselleria. «El Ayuntamiento no autoriza, ni subvenciona ni organiza esta celebración», remarcan.

En la misma línea, explican que la plaza de toros se monta en los terrenos de un PAI sin acabar donde hay parcelas que son privadas y otros públicas. «A nosotros nos piden el uso de la vía pública y se lo concedemos como si se tratara de cualquier otra asociación, de otro modo hay sentencias que han condenado a ayuntamientos por la arbitrariedad a la hora de conceder el permiso», apuntan las mismas fuentes.

Esta no es la primera vez que la polémica rodea esta celebración de Mislata y la concentración de los colectivos contrarios a estas prácticas se repite cada año. Incluso Compromís llegó a solicitar a través de una moción llevada a pleno hace dos años, la elaboración de una encuesta ciudadana para decidir sobre los festejos taurinos.