Un beso entre dos falleras será el ninot central de una falla de Torrent

El boceto de la falla. / lp
El boceto de la falla. / lp

La comisión Cronista Vicent Beguer celebra su 25 aniversario con este monumento creado por el Estudio Chuky hecho «para reflexionar»

ADA DASÍTORRENT.

El monumento de la comisión Cronista Vicent Beguer de Torrent pretende hacer reflexionar sobre los colectivos «que no se ven en el mundo de las fallas pero que están ahí». El ninot central de esta creación del Estudio Chuky representa a dos falleras besándose, que tiene como base la portada de una revista publicada en 2014, dando presencia al colectivo LGTBI.

Además, en otras escenas habrá una «fallera mayor, mayor», como explica el artista Raúl Martínez, «porque normalmente no superan los 30 años», «un presidente con síndrome de Dwon» o un «fallero mayor», para reivindicar esta posibilidad que no contempla el reglamento fallero.

También estarán representadas otras escenas con figuras de personas de diferentes razas o discapacitados. «Todo es un hilo del que tirar para debatir y reflexionar», explica.

Martínez llevaba tiempo con la idea en la cabeza y solo ha tenido que cruzarse en el camino de Cronista para poder hacerlo realidad. Una comisión que se caracteriza por sus proyectos sociales que van a la par con el monumento y que este año, para su 25 aniversario ha querido apostar por «trencar barreres» y «tópicos sociales que muchas veces nos imponemos sin darnos cuenta».

El fondo social de este año, con el lema de 'T'ho veus?', es el de visualizar a los colectivos que no se ven porque «en teoría, las fallas son muy plurales y dicen que la fiesta es un fiel reflejo de la sociedad, que está todo el mundo representado pero no lo vemos realmente».

Cronista ya tiene experiencia en estas lides. En el 2010 la falla infantil fue realizada por Adisto, dos años más tarde el monumento grande fue un proyecto social global en el que participaron diversas asociaciones a nivel nacional. En 2014 la falla fue un árbol de los deseos con el que se consiguió casi una tonelada de alimentos. Y en 2017 estuvo dedicada a la diversidad, «por lo que un proyecto así más que arriesgado es un fiel reflejo de la filosofía de nuestra comisión», señalan.

El monumento competirá por primera vez en sección especial de la capital de l'Horta Sud con esta apuesta valiente que casa a la perfección con su mentalidad «abierta». Además, como detalle, el artista cuenta que las figuras están creadas a partir de personas reales que tienen esas características o situaciones, utilizando la técnica del escáner.

En el monumento infantil, Gio representará los siete pecados capitales con su propuesta 'Tria', en la que plantea opciones para vencerlos.