Los bastiones populares de l'Horta

Paco Comes, Paqui Llopis, Juan Ramón Adsuara y Alberto  Bayarri. / irene marsilla
Paco Comes, Paqui Llopis, Juan Ramón Adsuara y Alberto Bayarri. / irene marsilla

El PP tendrá mayoría absoluta en Alfafar, Massanassa, Emperador y Llocnou

ADA DASÍHORTA.

Los alcaldables del PP de Alfafar, Massanassa, Emperador y Llocnou de la Corona lograron resistir cuando la comarca se tiñó de rojo y se convirtieron en los bastiones populares de l'Horta, ahora, aunque la cita electoral no pintaba nada bien a priori, no solamente han salido airosos sino que gobernarán con mayoría absoluta. Juan Ramón Adsuara, Paco Comes, Alberto Bayarri y Paqui Llopis se sientan con este periódico para explicar cómo será la próxima legislatura que está a punto de empezar.

Bayarri y Llopis, los populares de las localidades más pequeñas de la comarca, apuntan que el municipalismo «no entiende de siglas» y que se «vota a la persona», aun así, «las cosas tienen que hacerse bien, gobernar para todos y estar siempre a pie de calle», añade Bayarri.

Comes y Adsuara, coinciden en la misma idea «todo esto es fruto del trabajo. La gente quiere que se le escuche y que se intenten resolver sus problemas», dice Adsuara. «El aire no soplaba a nuestro favor», comenta Comes, «pero creo que se ha valorado la gestión, a parte de las siglas, y a las personas que formaban la candidatura».

Los cuatro ya saben lo que es gobernar con mayoría absoluta pero no descartan tender la mano a la oposición. De hecho Comes, en Massanassa, ha ofrecido un pacto de gobierno a Ciudadanos, «nos gusta que los proyectos se aprueben por unanimidad». Una idea que mantiene el resto, «hemos propuesto a los cuatro partidos formar parte de la junta de gobierno y no descartamos ceder alguna concejalía», añade Adsuara, «ahora ya depende de su implicación, si es el no por el no o están dispuestos a hacer una oposición constructiva».

Aunque «suponen» que «no tendrán problemas con las administraciones valencianas» de otro signo político, Adsuara si que habla de «discriminación» respecto al Centro de Día que se dio a otro municipio del mismo color. Mientras que Bayarri y Llopis apuntan que «para nosotros todo cuesta más trabajo. Con poco personal tenemos que tramitar lo mismo que otras localidades».

Cuando se habla de «gobiernos progresistas», los cuatro sonríen. «Eso son etiquetas», apunta Comes y Adsuara remarca que «al final, todos los alcaldes hacemos prácticamente lo mismo y nos enfrentamos a los mismos problemas». «Conservamos las ideas de nuestro partido en la macropolítica y las defendemos pero los ciudadanos lo que quieren es que se trate la realidad local».

Bayarri sostiene que «vamos a estar gestionando algo que no es nuestro durante cuatro años, y hay que hacerlo bien». Por ello, ya tienen dibujados los proyectos de los próximos cuatro años. «Continuaremos con la remodelación de la avenida Barcelona y construiremos el Centre Jove, con una piscina en lo alto», explica y, «seguiremos desarrollando temas sociales como el cheque bebé o bonificaciones en impuestos, y haremos un estudio sobre los orígenes del municipio».

Por su parte, Paqui, que se estrena como alcaldesa, destaca de su línea política «la bajada de impuestos». «Nuestro objetivo es velar por los vecinos y por ello nos centramos en las personas con ayudas como el bono escolar».

Adsuara seguirá desarrollando los proyectos subvencionados con fondos Feder y, además, «las aulas del Servef ya están en obras y se van a concertar las prácticas con empresas de la zona comercial». También se seguirá trabajando en la mejora de calles, la Escuela de Adultos y la Residencia de Mayores, pero «sin incrementar impuestos».

En Massanassa, Comes prevé crear las aulas de música en el Auditorio, un parque multiaventuras y la ampliación del ayuntamiento, «además, seguiremos ayudando a las personas destinando más recursos, como el cheque bebé».