La Audiencia da la razón a Paterna para no pagar 6 millones por el edificio de Sumpa

El edificio en el que se ubicaba la empresa Sumpa y que motivó el litigio. / lp
El edificio en el que se ubicaba la empresa Sumpa y que motivó el litigio. / lp

La sala estima el recurso del Ayuntamiento contra la entidad bancaria por las deudas de la empresa

MARINA COSTA PATERNA.

La Audiencia Provincial ha dado la razón al Ayuntamiento de Paterna para no abonar seis millones de euros por el impago del contrato de arrendamiento del edificio de la empresa SUMPA, al desestimar la demanda formulada por la entidad bancaria que reclamaba 3,5 millones de euros, más los intereses de demora.

Esta resolución revoca la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 4 de Paterna, que condenaba al Consistorio a abonar 3,5 millones, más intereses legales y costas. El fallo de la Audiencia Provincia estima el recurso de apelación interpuesto por el Ayuntamiento para no abonar estas cantidades, lo que supone «una resolución de gran importancia para Paterna. Otra sentencia nos da la razón y volvemos a arreglar otro pufo del PP de Paterna, al no tener que abonar estos 6 millones por una compra de un edificio por parte del anterior Gobierno».

Carta «de patrocinio»

El origen del caso parte de la firma de un contrato de arrendamiento financiero por parte de Sumpa con la entidad bancaria demandante sobre un inmueble en la que se adjuntó una carta «de patrocinio firmada por el teniente de alcalde del ayuntamiento en aquel momento», del Partido Popular, en calidad de «representante legal de la entidad». La entrada de Sumpa en concurso de acreedores y el incumplimiento de las obligaciones de pago asumidas abrió el litigio. La resolución de la Audiencia incide en que la legitimación pasiva de la demandada supone «una errónea aplicación de la normativa administrativa, se considera como un acto administrativo la firma de un papel que no cumple ninguno de los requisitos y, por tanto, no es un acto administrativo». «La simple firma del teniente de alcalde sin poderes expresos, sin acuerdo municipal y sin expediente administrativo, no cumple la normativa aplicable, ni siquiera da la apariencia de acto administrativo», resalta.

Por tanto, se considera que se trata de una carta de pago «débil» y que el teniente de alcalde «suscribió una serie de recomendaciones, no de compromisos de pago, para lo que no estaba facultado» y, por tanto, «los compromisos contenidos no pueden equipararse a una asunción de pago de deuda». También recoge que «la vida de la mercantil es independiente del Ayuntamiento de Paterna».

Sumpa debía hacer frente a una deuda de 6.694.522 euros, en 181 cuotas, hasta enero de 2024. Si bien, la sala entiende que no se acreditó «que el suscriptor ostentase facultades del Ayuntamiento para obligar a éste de manera formal». «No nos encontramos ante una carta de patrocinio obligacional, sino ante una mera declaración de intenciones, de carácter enunciativa y sin eficacia obligacional, lo que además explica que el banco aceptase que esta fuera suscrita por el teniente de alcalde sin exigirle la formal ratificación por el Ayuntamiento para que tuviera eficacia administrativa».

Fuentes municipales afirmaron ayer que «al PP se le debería caer la cara de vergüenza y tendrían que pedir perdón por su nefasta gestión, que ahora estamos arreglando con mucho esfuerzo y, en algunos casos, en los tribunales». «A estos seis millones que no tendremos que pagar por una compra de un edificio por parte del anterior Gobierno, hay que sumar recientemente los 2,2 millones de la sentencia del tanatorio, que también provocó el Partido Popular», criticaron.

«No solo hemos reducido la deuda que nos dejaron a la mitad, sino que hemos resuelto verdaderos problemas como el Auditori, la guardería de Fuente del Jarro, la superguardería, el tanatorio y ahora Sumpa. La herencia envenenada del PP nos está costando mucho dinero a todos los paterneros y muchos recursos gastados en tribunales», matizaron.

Fotos

Vídeos