Archivan la orden de expulsión contra la mujer hondureña de Xirivella

Concentración frente al Ayuntamiento de Xirivella en apoyo a la mujer hondureña. / lp
Concentración frente al Ayuntamiento de Xirivella en apoyo a la mujer hondureña. / lp

La Delegación de Gobierno registra el procedimiento de la vecina que fue detenida por «estancia irregular» mientras denunciaba

UISO CRESPO / AGENCIASXIRIVELLA.

La Delegación del Gobierno de la Comunitat informó ayer de que el caso de la mujer hondureña, que fue detenida hace unos meses por estancia irregular en España, queda archivado. Los hechos tuvieron lugar cuando acudió a denunciar el día 3 de mayo a la comisaría de la Policía Nacional de Xirivella debido a una agresión por parte de un hombre.

Según fuentes de la Delegación del Gobierno, la mujer continúa en la misma situación y «debe regularizarla». La fecha señalada fue cuando esta hondureña y un amigo español se personaron en la comisaría para denunciar agresiones, insultos y amenazas por parte del casero de él.

Esta situación, despertó la preocupación de diferentes organizaciones como València Acull, la cual manifestó en un comunicado que un policía les pidió la documentación, tras lo que ella salió al coche a recoger la copia de su pasaporte.

Al regresar, agentes de Extranjería la detuvieron y le incoaron un «procedimiento de expulsión por estancia irregular», según informaron. Acto seguido, su acompañante acabó de presentar la denuncia mientras la joven fue días después al juzgado de guardia para denunciar el ataque y las lesiones, que le provocaron hematomas y contusiones en brazos y hombros.

Ante tales circunstancias, la víctima acudió a Valencia Acull a denunciar los hechos y pedirles consejo, puesto que esta organización está dirigida a «personas inmigrantes residentes en Valencia», según apuntan en su página web.

Decidieron hacer público su caso y presentar una queja ante el Defensor del Pueblo para instar a las autoridades a paralizar su expulsión y establecer medidas para que «todas las personas, independientemente de su situación administrativa, puedan acudir a denunciar cualquier tipo de perjuicio que hayan sufrido». La organización también manifestó que el modo de actuar de la policía es «inadmisible porque provoca que las personas sin papeles teman denunciar estos abusos».