Alfafar pide al Gobierno cambiar de día u hora la manifestación antitaurina

El alcalde respeta la libertad para concentrarse siempre y cuando no sea a la vez que los actos festivos

UISO CRESPOALFAFAR.

El alcalde de Alfafar, Juan Ramón Adsuara, avisa de que respeta que se realice una manifestación antitaurina, pero pide a los organizadores que en el caso de realizarse sea en un lugar alejado de la zona donde se llevarán a cabo los actos taurinos. Por esta razón, el Ayuntamiento solicita a la Delegación de Gobierno que anule la manifestación convocada para el día 23 de agosto, de seis a ocho de la tarde, o, en su defecto, que se realice en un horario distinto al establecido.

La Plataforma Animalista de Alfafar convocó por las redes sociales una manifestación con el fin de protestar contra los eventos taurinos en el municipio, y más concretamente contra el toro en cuerda y el embolado que se celebran en las fiestas, tal y como informó LAS PROVINCIAS. Compromís per Alfafar también es uno de los que apoyan esta movilización que ha despertado tanta polémica en el municipio de l'Horta Sud.

Adsuara recalca que no hay ningún problema en que se manifiesten. «Tenemos un protocolo establecido para ello», dice. El problema deriva en que en el caso de que dicha concentración se celebre a la misma hora que el festejo taurino será la Delegación de Gobierno la que determine su seguridad, puesto que los agentes de protección local serán los encargados de velar por lo que suceda en las fiestas.

Una solución que puso de manifiesto el alcalde a este periódico es la de trasladar la manifestación a la mañana o cambiarla de día para así evitar males mayores. De esta manera, los vecinos del municipio podrían disfrutar de los actos programados desde hace meses para las fiestas municipales. Por este motivo el Ayuntamiento insiste en que los actos taurinos se celebrarán, tal y como estaba previsto.

Uno de los organizadores de esta concentración manifiesta su malestar a este medio de comunicación con respecto a la postura del Consistorio. «No pediremos permiso otro día porque esto no se puede quedar así y somos la voz de los que no pueden hablar (los animales)», asegura. Por este motivo, insiste en que «no es necesario usar y maltratar animales por pura diversión».

También se siente molesto por los «aproximadamente 9.000 euros» que lleva organizar estas actividades, alegando que ese dinero podría ir a las «familias que lo están pasando realmente mal».

Esta situación no gustó al alcalde de Alfafar, que argumenta que en el municipio «se gobierna para todos conforme a los socios y a la gente que compone las diferentes organizaciones». Desde el Ayuntamiento también ha aprovechado para pedir un mayor control a las diferentes organizaciones durante los festejos que se están desarrollando, no solo taurinos.

«El que rompa el inmobiliario público o haga pintadas que lo pague», insisten fuentes municipales en declaraciones a este diario.