Alfafar cierra 2018 con un superávit de 457.000 euros que destinará a inversiones

A. DASÍ ALFAFAR.

El cierre del ejercicio 2018 del Ayuntamiento de Alfafar ha arrojado un superávit de 457.679 euros que se destinará a inversiones financieramente sostenibles. Este es el séptimo año consecutivo en el que el remanente es positivo y refleja la estabilidad presupuestaria en la gestión económica del Consistorio, con la reducción continuada de la deuda bancaria que ya se sitúa en cerca de 1,6 millones de euros.

Estas dos situaciones no solo posibilitan una mayor autonomía económica, sino que permite finalizar acciones de mejora ya iniciadas, la puesta en marcha de nuevos proyectos en los próximos meses, así como continuar con la política del Consistorio de reducir anualmente las principales tasas o impuestos municipales.

En esta línea, 219.131 euros del superávit se han destinado a complementar y finalizar las obras de adecuación de la vía pública y de mejora de la accesibilidad de la avenida de la Albufera, calle San Sebastián, plaza Vicente Blanch y avenida Blasco Ibáñez, uno de los proyectos de mayor inversión del último año y que se suma a las obras de accesibilidad de la plaza Poeta Miguel Hernández, la rehabilitación integral de la Biblioteca Municipal y diversas acciones de mejoras por barrios.

De igual forma, los 238.548 euros restantes del remanente positivo serán destinados en los próximos meses a inversiones financieramente sostenibles, que van a consistir en acciones de mejora de la vía pública y de los parques y jardines del municipio continuando la voluntad del Ayuntamiento de «hacer de Alfafar un municipio más accesible y más amable para la ciudadanía», como señalan fuentes municipales.

Las mismas fuentes añaden que, con este cierre de ejercicio, el Consistorio «contará de nuevo con estabilidad y con una mayor autonomía económica para implementar nuevas inversiones para el desarrollo social y económico, y continuar con el trabajo y gestión diaria para cumplir con los compromisos adquiridos e incrementar la calidad de vida de las y los ciudadanos».