El alcalde de Paterna declara como investigado por el caso Halloween

El alcalde de Paterna, a su llegada a los juzgados, ayer. / I. Marsilla
El alcalde de Paterna, a su llegada a los juzgados, ayer. / I. Marsilla

Sagredo está acusado de un posible delito de prevaricación por la adjudicación de un contrato para la celebración en 2017

M. COSTA

Con semblante tranquilo, el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo, entraba ayer, minutos antes de las diez de la mañana, en los juzgados de Paterna para declarar como investigado por un posible delito de prevaricación por la adjudicación de un contrato menor para la celebración de la fiesta de Halloween en 2017.

Media hora antes llegaba al Palacio de la Justicia el concejal Julio Fernández y, posteriormente, lo hacía la concejala Nuria Campos y un técnico municipal, todos investigados en el mismo caso. Una hora después, Sagredo abandonaba las dependencias judiciales sin hacer declaraciones. Hoy el concejal José Manuel Mora será el que aporte sus explicaciones sobre el expediente.

El Partido Popular llevó a Fiscalía la adjudicación de un contrato de 17.500 euros para la celebración de Halloween al detectar «irregularidades» por el «fraccionamiento de contratos».

El alcalde y los ediles socialistas debían haber declarado en junio de 2018, pero el PP presentó de nuevo más documentación y la jueza decretó el asunto como «causa compleja», ampliando la fase de instrucción hasta 2019. Los populares denunciaban los que consideraban una trama con fraccionamientos de contratos para adjudicar a las empresas «que tocaba».

La magistrada elevó a 7 los imputados en el caso, añadiendo, entre otros, al marido de la teniente alcalde Nuria Campos y a un empresario con el que podrían haber supuestas vinculaciones.

En ese mismo escrito, la magistrada solicitaba a la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) que abriese una investigación sobre los posibles vínculos societarios entre las empresas involucradas, según afirma el PP.