Paterna recurre la ampliación del by-pass y amenaza con paralizar las obras

Un tramo del by-pass./Damián Torres
Un tramo del by-pass. / Damián Torres

El alcalde recalca que el proyecto agravará los actuales problemas de «ruido, contaminación, congestión de tráficoe inundabilidad»

M. COSTA / I. DOMINGO

Paterna no está dispuesta a dejar que el proyecto de ampliación del by-passcorte «a cuchillo de norte a sur el término municipal» y acreciente los actuales «problemas de ruido, contaminación, congestión de tráfico e inundabilidad» que genera la infraestructura. El Ayuntamiento presentará un recurso contencioso-administrativo contra la resolución que desestima parte de sus alegaciones al proyecto de ampliación, lo que podría retrasar el inicio de las obras si el procedimiento se dilata en el tiempo.

Así lo anunció ayer martes el alcalde, Juan Antonio Sagredo, «para defender los intereses de Paterna. Entendemos que es una obra de interés general, pero esto no significa que siempre se perjudique a los mismos». La presentación del contencioso responde «al sentir de los ciudadanos y de todas las fuerzas políticas ante una obra que nos perjudica en varios aspectos, sobre todo ambientales».

La ampliación proyectada, que prevé ampliar los seis carriles actuales hasta los diez o doce (en los dos sentidos), «genera problemas de incomunicación, ya que no sólo aísla nuestros núcleos residenciales e industriales, sino que impide la continuidad del carril bici e imposibilita construir más», afirmó Sagredo.

El primer edil socialista recalcó que también generará más ruido y contaminación para los vecinos y saturará el nivel de tráfico en las áreas de La Canyada y Fuente del Jarro. «Ir a los tribunales no significa que no se siga trabajando con el ministerio y, si finalmente se llegara a un acuerdo, este contencioso podría retirarse», añadió.

Colapsos de tráfico

El objetivo de Fomento con este proyecto es descongestionar una carretera que soporta una IMD de 98.500 vehículos, de los que el 20% son pesados. Unas cifras que sitúan al by-pass como uno de los puntos habituales de colapsos de tráfico en el área metropolitana.

Los servicios jurídicos municipales, junto con los técnicos del área de Infraestructuras, ya están trabajando en el escrito que presentará la localidad «para defender los intereses de Paterna».

El ministerio anunció en diciembre la aprobación del expediente que se había iniciado en 2014

El Consistorio presentó el pasado 22 de agosto las alegaciones al proyecto, alertando de problemas de «inundabilidad» que afectarían al barrio de Santa Rita y del uso, por parte de Fomento, de cartografía «desactualizada y caducada» para hilvanar el nuevo trazado. También resaltó que la ampliación «ni siquiera contempla proyectos como Puerto Mediterráneo ni la densidad de tráfico que soporta el puente sobre la CV-35 que pasa cerca de la ciudad deportiva del Valencia CF y, en cambio, contempla la expropiación de empresas ahora mismo en activo».

La decisión de Paterna se produce mes y medio después de que Fomento anunciara la aprobación definitiva del expediente de ampliación del by-pass, que comenzó a preparar en 2014. Un paso previo a que se inicie la redacción de los proyectos constructivos previos a la licitación de las obras que tendrían un coste de 288 millones.

Sin embargo, los Presupuestos del Estado para 2019 sólo contemplan 100.000 euros para esta ampliación que transcurre por el tramo central del by-pass (de enlace de la CV-32 al de la A-3) y que se divide en tres subtramos.

Temas

Paterna
 

Fotos

Vídeos