El alcalde de Manises denuncia en la fiscalía un «escrache» a varios miembros del ejecutivo

Un momento de la protesta sindical, a las puertas del consistorio. / a. m.
Un momento de la protesta sindical, a las puertas del consistorio. / a. m.

Los altercados se produjeron a la salida de un pleno durante el transcurso de una protesta por un proceso de selección de personal público

MARINA COSTA

El alcalde de Manises, Jesús Borràs, ha denunciado ante la Fiscalía un presunto «escrache» a miembros del gobierno municipal, a raíz de los altercados que se produjeron el pasado mes de diciembre a la salida de un pleno municipal.

El primer edil, en nombre del equipo de gobierno, ha interpuesto una denuncia en la Fiscalía Provincial de Valencia por los hechos acontecidos el pasado 27 de diciembre de 2018, en la puerta de la Casa Consistorial de Manises, donde tuvo lugar el «escrache a los miembros del gobierno del Ayuntamiento a la salida del pleno».

En la denuncia se especifica que las, aproximadamente, 100 personas que allí se reunieron, lo hicieron «a partir de la convocatoria de concentración por parte del Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de las Administraciones y los Servicios Públicos (STAS), con motivo de la publicación de las bases de procesos selectivos» para la contratación de personal público, una necesidad de convocatoria que fue comunicada al Ayuntamiento de Manises por parte de la Delegación de Gobierno.

Desde el Ejecutivo resaltan que «tal concentración acabó derivando en un acto de acoso, hostigamiento e intimidación frente al equipo de gobierno, que culminaron incluso con un intento de agresión».

Fines «políticos»

Según palabras del alcalde, en «este escrache, la presencia de miembros de los partidos de la oposición como Partido Popular Manises o C's Manises evidencia la instrumentalización que se hizo de esa manifestación, utilizada con fines políticos injustificados en vez de, como constitucionalmente corresponde, con la finalidad de reivindicar aquello que, a priori, constituía el objeto de la convocatoria».

La denuncia basa su justificación en un vídeo que circuló por las redes sociales tras los hechos. En este vídeo «se observa claramente cómo diversas personas increparon a dos concejalas del equipo de gobierno, Pilar Molina Alarcón y Pilar Bastante Benito, al salir del edificio, cuando intentaron caminar por la acera en vez de por el pasillo que se había creado».

La postura del equipo de gobierno se basa en el artículo 21 de la Carta Magna que consagra el derecho de reunión, pero «con un importante matiz por parte de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional: ni la libertad de pensamiento ni el derecho de reunión y manifestación comprenden la posibilidad de ejercer sobre terceros una violencia moral de alcance intimidatorio, porque ello es contrario a bienes constitucionalmente protegidos como la dignidad de la persona y su derecho a la integridad moral».

Ello supone que cabe manifestarse y expresarse «con el límite de no usar la violencia contra personas y bienes ajenas a la protesta». Según la postura del alcalde de Manises y del equipo de gobierno, «desde nuestro máximo respeto al derecho de manifestación y reivindicación, queremos aclarar que el único objetivo de estas bases es garantizar el derecho al acceso universal e igualitario al empleo público».

Tras el incidente, el Partido Popular se desmarcó de lo sucedido desde el primer momento. La formación criticó entonces al tripartito por tratar de involucrar a la oposición en lo ocurrido. «Nosotros acudimos a la protesta, lógicamente para estar al lado de los trabajadores, pero nada tuvimos que ver con el altercado, ni siquiera estábamos cerca», según destacó el portavoz de la formación popular, Francisco Izquierdo.

Respecto a lo sucedido, «varios manifestantes dejaron un pasillo para que salieran los ediles pero las dos concejalas socialistas no quisieron pasar por ese corredor y se abrieron paso a empujones entre los manifestantes que sujetaban una pancarta, lo que provocó varios momentos de tensión y la caída de una menor al suelo».