Alboraya apuesta por el transporte compartido y la seguridad del peatón

Agentes de la Guardia Civil hablan con una ciclista junto a la playa de Alboraya en una imagen de archivo. / Pablo Mammana
Agentes de la Guardia Civil hablan con una ciclista junto a la playa de Alboraya en una imagen de archivo. / Pablo Mammana

El Ayuntamiento aprueba elaborar una Ordenanza de Movilidad para regular el aparcamiento y adaptar el uso de los nuevos vehículos

V. H.ALBORAYA.

Alboraya inicia el camino hacia una nueva Ordenanza de Movilidad. El Ayuntamiento ha aprobado la moción para iniciar los trámites e identificar qué problemas existen dentro del municipio a la hora de circular.

«Hemos visto varios informes policiales que solicitan la regulación del aparcamiento no regulado de motocicletas sobre las calzadas», destacan. Sin duda, esta petición estará contemplada en la nueva normativa. No obstante, una de las apuestas fuertes del Consistorio será integrar un servicio de transporte compartido. «A través de una aplicación municipal, los vecinos de Alboraya podrán acceder a esta forma alternativa de transporte», apuntan.

En esta línea, gracias a esta novedad, se facilitará la movilidad y se reducirá la contaminación. Además, dichas fuentes afirman que esta ordenanza recuperará el espacio público perdido por los peatones a lo largo de las últimos años.

«La calle es para las personas, hay que favorecer a los viandantes y su desplazamiento», indican. «Es importante la protección del peatón, por eso la ordenanza pensará sobre todo en ellos», agregan. El alcalde de Alboraya ya adelantó a este medio que las medidas sostenibles serán la base de esta normativa. Uno de los objetivos será conectar todas las áreas del municipio. «Estamos estudiando cómo llevar a cabo la comunicación entre la playa y el núcleo urbano y las zonas de costa entre sí», indicó. También, según fuentes municipales, el Consistorio habilitará más puntos de aparcamiento de patinetes y bicicletas en el municipio.

En esta línea, señalan que la normativa se adaptará a los nuevos vehículos que participan en la movilidad urbana como son los patinetes eléctricos y derivados.

Asimismo, compensarán la irrupción de este tipo de transporte, intentando establecer unos límites que ayuden a armonizar la convivencia entre los usuarios de las vías. En esta línea, informan que este modelo de desplazamiento tendrá la misma normativa de circulación que la bicicleta. También potenciarán el uso de los medios públicos con el desarrollo de vehículos de calidad que cumplan las premisas de movilidad; la accesibilidad y la reducción de la contaminación ambiental, entre otras.

Desde el ejecutivo quisieron destacar que, pese a que el Ayuntamiento aprobó por unanimidad una moción de Compromís que solicitaba esta ordenanza, el equipo de gobierno del PSPV lleva meses estudiando y analizando los cimientos que darán forma al nuevo reglamento. Primero era importante tramitar con la Conselleria el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) del municipio. «Una vez terminado este proyecto, nuestra intención es elaborar lo antes posible esta ordenanza», apuntan.