Alboraya aprueba por unanimidad una moción contra el acceso norte al puerto de Valencia

Obras de adecuación de la V-21, a su paso por Alboraya. / jesús signes
Obras de adecuación de la V-21, a su paso por Alboraya. / jesús signes

El pleno recalca en su declaración institucional que la obra, en cualquiera de sus variantes, generará una «gran afección en el litoral y la huerta»

MARINA COSTA

El pleno municipal de Alboraya ha aprobado por unanimidad una moción contra el acceso norte al puerto de Valencia, con el apoyo de todos los grupos políticos (PSOE, Compromís, Ciudadanos, PP y Esquerra Unida).

En la sesión, el pleno acordó dar luz verde a los tres puntos de una petición efectuada por la Asociación Cívica y Vecinal de Port Saplaya contra el proyecto, según explicó la plataforma Per L'Horta.

En concreto, la propuesta expresa el acuerdo para que el Ayuntamiento se oponga a la construcción del acceso norte «en cualquiera de sus variantes, tanto mediante túneles subterráneos, submarinos o en superficie, por la gran afección que generaría para el litoral y para la huerta». El Consistorio defendió así el apoyo a la zona protegida de huerta como «patrimonio cultural presente y futuro». Por contra, el hemiciclo manifestó el apoyo a la construcción del Corredor Mediterráneo y su acceso directo al puerto «con el impacto medioambiental mínimo» y, en cualquier caso, sin atravesar el término municipal de Alboraya, «ya suficientemente castigado por barreras artificiales».

La petición subraya que, de esta forma, sería «innecesario para siempre el acceso norte al puerto, que tanto daño causaría a Alboraya, en concreto a los residentes de Port Saplaya y La Patacona».

Finalmente, la iniciativa establece que se dará traslado del acuerdo adoptado por unanimidad al Ministerio de Fomento y a las Consellerias de Vertebración del Territorio y Medio Ambiente.

Saturada

«Esta actuación sería desastrosa para Alboraya, para sus vecinos y para toda zona protegida de la huerta. Sabemos que están realizando los estudios pertinentes pero nuestra respuesta es no desde el principio. Port Saplaya está ya arrinconada por grandes vías y saturada por el intenso tráfico pesado. Aquí residen más de 2.000 vecinos cuyo número se multiplica durante los meses de verano», destaca la concejala Ana Bru. «Entendemos que el puerto necesite infraestructuras para su buen funcionamiento pero no pueden hacerlo a costa de los vecinos de Alboraya y su huerta protegida», resalta la representante municipal.

La votación se ha llevado a cabo un mes después de que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, presentara, junto al presidente de la Autoridad Portuaria, Aurelio Martínez, la firma de un protocolo con el Ministerio de Fomento para construir un túnel subterráneo que unirá el puerto de Valencia con el de Sagunto. La actuación tendrá una inversión de 400 millones de euros, financiados a partes iguales por el puerto y Fomento.

Puig resaltó al respecto que, la construcción de un túnel subterráneo por el mar «evitará mayores problemas en el ámbito urbano y en la propia huerta, además de situaciones que se dieron en el pasado respecto al entorno ambiental», manifestó tras la reunión.