Albal convertirá su Torre en un museo visitable

El presidente de la Diputación, Toni Gaspar, con el alcalde, Ramón Marí, en su visita. / lp
El presidente de la Diputación, Toni Gaspar, con el alcalde, Ramón Marí, en su visita. / lp

El presidente de la Diputación, Toni Gaspar, visita las obras de reforma del centro, con una inversión de 650.000 euros

ADA DASÍ ALBAL.

La recuperación del casco histórico de Albal pretende poner en valor la Torre islámica y su entorno, con una inversión de cerca de 650.000 euros. Pero, además, la intención del Consistorio no es quedarse ahí, sino que la actuación «debe orientarse en todo caso a recuperar, en la medida de lo posible, el estado original del bien, ajustándose en todos sus puntos a las normativas internacionales y principios básicos de la restauración», como señaló el alcalde Ramón Marí.

Marí también avanzó que el siguiente paso «será abrir la posibilidad de ser visitada y ser convertida en un espacio museístico de calidad, entrando en las rutas y guías de turismo comarcal por su indiscutible valor e interés histórico y cultural, tal y como ya ocurrió tras la restauración de la Ermita de Santa Anna».

El Presidente de la Diputación de Valencia, Toni Gaspar, que subvenciona las obras con 150.000 euros, visitó ayer, junto al alcalde de Albal, Ramón Marí y miembros del Consistorio, las actuaciones que se están desarrollando.

Gaspar destacó que «esta es la nueva forma de hacer política, dejando en manos de los Ayuntamientos la decisión de dónde invertir, trabajando codo con codo con ellos». De igual forma apuntó que, en la presente legislatura, Albal ha recibido 2,2 millones de euros de la Diputación y no descartó nuevas inversiones.

Por su parte, el alcalde, agradeció a la corporación provincial este «cambio de actitud» y que se haya «volcado con los municipios para poder hacer inversiones de forma autónoma». Marí explicó que las subvenciones se han destinado a «lo que hacía falta», como es la recuperación del casco antiguo «para dignificarlo». El primer munícipe también puso de relevancia «la importancia de la participación ciudadana en la gestión pública».

Gaspar y Marí recorrieron las calles en las que se está trabajando y donde se ha comenzado a levantar el suelo como es el caso de Juan Esteve y La Torre, Cronista Jesús Emilio Hernández, en dos tramos, Carrer Llarg y las plazas del Santísimo y de La Torre. Está pendiente de iniciar en breve Julio Nebot donde ya han comenzado los preparativos.

Las autoridades presentes subieron a la Torre mora que, de momento está cerrada al público, hasta la terraza para comprobar su estado y ver desde allí las actuaciones que se están llevando a cabo y que, tal y como marcan los plazos, deberán de estar acabadas a principios del próximo año.

Al tratarse de una zona especialmente sensible, las obras cuentan con la presencia y el seguimiento de un arqueólogo que está atento a cualquier descubrimiento que pueda hacerse, aunque de momento, no ha aparecido ningún foso alrededor de la fortificación y lo único destacable son algunos fragmentos de cerámica almohade, que podría haber quedado después de hacer las canalizaciones hace años.

La actuación, que está cumpliendo los plazos previstos, es una de las mayores que se realiza en los últimos años en el casco antiguo y que intervendrá en la puesta en valor de todo el entorno de la Torre vigía, el único Bien de Interés Cultural (BIC) de la localidad.

El alcalde señaló que «el objetivo del Ayuntamiento es que se ejecute en el menor plazo posible para que esta obra se realice ocasionando las mínimas molestias, pues ya sabemos que cualquier obra de este tipo siempre genera incomodidades».

Tras las obras, las calles y las dos plazas afectadas serán semipeatonales, además, se crearán zonas de descanso con la colocación de bancos y arbolado, aceras más amplias, y se iluminará de forma adecuada y actual.

Fotos

Vídeos