Alaquàs solicita que se agilicen las obras del centro Cremona

A. D.ALAQUÀS.

Esta semana, una delegación de Alaquàs, encabezada por el alcalde, Toni Saura, se reunió con el secretario autonómico de Educación e Investigación, Miguel Soler y el subdirector general de Infraestructuras educativas, Jesús García, en representación de la Conselleria de Educación para conocer el estado de las obras del centro Ciutat de Cremona y pedir «agilidad en los trabajos».

Al referido encuentro, el primer edil manifestó su preocupación por el ritmo de las obras, al tiempo que remarcó el compromiso del gobierno municipal con la comunidad educativa del centro y la necesidad de agilizar al máximo los trabajos, para dar respuesta a una clara necesidad del alumnado, el profesorado y las familias. «Alaquàs y el Cremona no pueden esperar más» remarcó.

Por parte de la Conselleria, se garantizó la finalización de las obras del centro educativo y se puntualizó que, los trabajos «no están paralizados aunque recientemente, el ritmo se ha visto ralentizado debido a una modificación en el proyecto inicial». En esta línea advirtieron de que una vez llegado al acuerdo entre la empresa adjudicataria y la administración valenciana «las obras se podrán agilizar nuevamente de manera que se pueda iniciar el curso 2020-2021 en las nuevas instalaciones». En la reunión a la que también asistieron el portavoz del equipo de gobierno, Fran Evangelista, la concejala de Educación Marian Espert, la Directora del CP Ciutat de Cremona, Susana García y la Vicepresidenta del Ampa, Fani Reina, se acordó mantener una nueva reunión en el mes de septiembre para continuar haciendo seguimiento de la evolución de los trabajos.

La finalización de las obras se había previsto para el mes de abril, pero padres y madres de los alumnos advirtieron este mes de que se habían paralizado. La plataforma denunció la falta de información y recordó que «más de 350 alumnos y alumnas han finalizado su escolarización en primaria sin disfrutar de un colegio de ladrillos. Pese a que en 2017, el gobierno de la Generalitat, puso en marcha la construcción de las nuevas instalaciones, seguimos en barracones».