Las Provincias
Uno de los perros de la instalación paternera. :: lp
Uno de los perros de la instalación paternera. :: lp

La protectora de Paterna amplía la vigilancia para evitar intentos de robo de perros de presa

  • La entidad teme que se vuelvan a producir nuevos asaltos para llevarse a canes potencialmente peligrosos para la cría y peleas ilegales

El aumento de abandonos de perros potencialmente peligrosos se ha convertido en un problema extra para muchas protectoras. La instalación de Paterna sufrió el pasado fin de semana un intento de hurto que acabó frustrado, posiblemente, por la cercanía de la central de policía. Unos individuos rompieron varias verjas de los boxes y uno de los canes acabó fuera de la instalación, aunque los ladrones no pudieron finalmente llevarse ninguno.

La entidad protectora Modepran, encargada de la instalación paternera, ampliará la vigilancia en el recinto, con la ayuda de voluntarios, para evitar nuevos intentos de robos. Los responsables temen que se produzcan nuevos asaltos para llevarse a canes potencialmente peligrosos, con el objetivo de utilizarlos para la cría ilegal o peleas ilegales.

Uno de los accesos a este recinto, compartido con otras entidades y dependencias de uso municipal, «lleva cerca de dos meses sin una puerta corredera que se estropeó y que se retiró para repararse. Unas vallas metálicas con pesos de hormigón cubren, desde entonces, esta parte y pensamos que los ladrones pudieron colarse por este punto que adolece de seguridad», indicaron desde Modepran.

El problema es que los perros «mal llamados peligrosos se están utilizando ya no sólo para peleas, sino también de 'sparring', es decir, para usarlos en entrenamientos con otros perros de presa. Su reventa también se realiza en el mercado negro para la cría ilegal», explican desde la entidad protectora.

Esta es la «desgracia de este tipo de canes que están estigmatizados por una ley injusta que los cataloga así. Por ello, son víctimas cada vez más frecuentemente de peleas y abandonos y tienen muchas más dificultades de readopción por los requisitos que conllevan, como el seguro de responsabilidad civil o la licencia para su tenencia, por ejemplo».

Estos animales «es cierto que son muy fuertes y acaban muchas veces en manos de desaprensivos que los usan para estos fines ilegales. Pero hay que recalcar que el 90% de estos animales son excelentes y muy cariñosos y que se pueden reeducar una vez llegan a la protectora y acaban en buenas manos con una buena familia».

El problema es que el abandono de este tipo de perros sigue creciendo en casi todas las instalaciones y protectoras. Actualmente, en el recinto de Paterna hay 62 perros, de los cuales 14 son potencialmente peligrosos, lo que es «un porcentaje muy elevado». Su número ha ido incluso desbancando a los podencos, otra de las razas más castigadas por el abandono. «Por cierto, en este asalto trataron de llevarse a una podenca que sufre una afección cardiaca y ahora tiene verdadero pánico. Necesita una casa de acogida».

Los perros potencialmente peligrosos «tienen mucha energía y fuerza y normalmente se separan del resto, lo que obliga a colocarlos solos en casetas y reagrupar al resto», lo que aumenta aún más los problemas de espacio.

La adopción de este tipo de ejemplares es la más complicada pues «al estar catalogados por esta ley para su tenencia se necesita un certificado de penales (no puede adquirirlos personas condenadas por delitos violentos), una licencia que debe renovarse cada cinco años y un seguro de responsabilidad civil».

Sistema de videovigilancia

El Ayuntamiento de Paterna está actualmente elaborando los pliegos de redacción del proyecto «para construir un recinto de acogida de animales que duplicará la capacidad de las instalaciones actuales». Respecto a la seguridad, desde la Corporación indicaron que el nuevo complejo «dispondrá de un sistema de viodeovigilancia y de instalaciones más amplias y confortables para los animales». El objetivo de la Corporación es que este complejo zoológico pueda abrirse a finales de este año principio del que viene.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate