Las Provincias

Vecinos de Paterna recogen 3.000 firmas para trasladar el tanatorio y anuncian más protestas

Vecinos piden con pancartas y carteles el traslado del tanatorio, en el pleno de esta semana. :: lp
Vecinos piden con pancartas y carteles el traslado del tanatorio, en el pleno de esta semana. :: lp
  • Los residentes apurarán el último plazo de negociación dado para poner en marcha «una movilización cada quince días»

Los vecinos del barrio de Santa Rita, con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Paterna (Favepa), han reunido más de 3.000 firmas solicitando que el tanatorio ya en obras de la calle Viriato se traslade a una zona fuera del casco urbano. Los residentes están muy pendientes de la negociación que está abierta entre el promotor y el Ayuntamiento y que la semana que viene podría resolverse en un sentido u otro.

«Todos los vecinos están muy preocupados porque las obras del tanatorio continúan y ya dijimos en el pleno de esta semana que cuanto más se invierta en ese edificio, más difícil será conseguir el traslado a otra zona alejada del casco urbano», destacó el presidente de la asociación de Santa Rita y Favepa, Jesús Fernández.

Los vecinos apurarán hasta la semana que viene para concretar nuevas protestas. «Tenemos pensado transformar la calle Viriato, seguimos recogiendo firmas, vamos a celebrar unas Hogueras de San Juan reivindicativas y tenemos previsto manifestarnos cada quince días, si la negociación no se resuelve».

Los residentes temen que el tiempo juegue en su contra, ya que las obras de la instalación «continúan con cierta normalidad. Entendemos que la negociación resulte compleja pero cuanto más avancen los trabajos, más complicado y costoso será lograr luego el traslado».

Los residentes acudieron al pleno de esta semana con pancartas y carteles en los que se pedía la reubicación del tanatorio con frases como «No queremos ser testigos del dolor de los velatorios» o «No al tanatorio de la Calle Viriato».

Durante la sesión plenaria, el alcalde Juan Antonio Sagredo resaltó que se trata de una negociación «compleja que se está llevando a cabo de la mano de los vecinos y que buscará la mejor solución para todos».

También el concejal de urbanismo, Carles Martí, explicó al respecto que «se sigue negociando con el promotor y tanto él, como mi área, nos hemos mostrado abiertos a la negociación». También avanzó que la próxima semana la Corporación planteará al titular una oferta en firme con varias posibles ubicaciones alternativas a la de Santa Rita.

Martí afirmó entender la preocupación de los vecinos pero también les dio un mensaje de tranquilidad. «Si bien el promotor tiene licencia para realizar la obra, no la tiene para la realización de la actividad. Aunque lo importante ahora es continuar buscando esa salida negociada con el promotor que satisfaga a todas las partes».

Los impulsores retomaron las obras tras la última sentencia a su favor, al permitirles montar dicha instalación «con todos los permisos y todos los requisitos en regla».

En un comunicado, el promotor resaltó que su objetivo siempre había sido «ofrecer un servicio accesible y no molesto». Aún así y tras volver a despertarse la presión vecinal, afirmó asimismo estar abierto a iniciar un proceso de negociación.

También señaló que «si hace cuatro años se nos hubieran dado más opciones, el problema se podría haber resuelto a tiempo y no habríamos entrado en un conflicto que a nadie le gusta».

Una parcela en Fuente del Jarro y otra junto al cementerio han sido dos de las ofertas planteadas por el momento para sacar la instalación del casco urbano a cambio de una permuta. Los vecinos han resaltado los problemas de aparcamiento que presenta ya la calle Viriato y la «cercanía de una guardería y un parque».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate