Incendio de Paterna | El viento evitó que el humo afectara a la salud de la población

Incendio de Paterna | El viento evitó que el humo afectara a la salud de la población

Rachas de hasta 70 kilómetros por hora dispersan la nube tóxica y la alejan de las zonas con mayor número de habitantes

JUAN SANCHIS

¿Peligró la salud de la gente en el incendio de Paterna? El director general de Calidad Ambiental de la Conselleria de Medio Ambiente, Joan Piquer, aseguró ayer que en ningún momento se superaron los valores mínimos para la salud humana durante el incendio que afectó ayer a una fábrica situada en el polígono industrial de Fuente del Jarro.

Piquer lanzó un mensaje tranquilizador. «No se han superado los niveles perjudiciales». El director general quiso dejar claro que las estaciones de medición fijas de la Conselleria en la propia Paterna, Quart de Poblet, Burjassot y Valencia (Molí del Sol) no llegaron a detectar cifras preocupantes para la salud derivados de la gran humareda. La causa fue fundamentalmente el viento que favoreció la rápida dispersión de la nube y sus componentes.

La Dirección General de Calidad Ambiental estuvo realizando un seguimiento continuo de las mediciones y estuvo en contacto con las operaciones de extinción del incendio, por si hubiera que actuar en caso de superación de los límites establecidos. Piquer destacó que, por seguridad, Emergencias activó el protocolo de evacuación y recomendó a la población el cierre de ventanas.

Según el director general, previsiblemente no se produjo ni siquiera «un acercamiento» a los límites de calidad del aire, si bien depende de la evolución de las condiciones climatológicas, especialmente de la dirección del viento.

Como medida preventiva la Generalitat ha desplazado un medidor móvil para comprobar que no exista ningún tipo de riesgo.

Componente noroeste

El viento de componente noroeste fue fundamental para evitar males mayores, ya que alejó la nube de las zonas más pobladas. Las rachas en el aeropuerto de Valencia llegaron a superar los 70 kilómetros por hora aunque estuvo soplando durante todo el día entre los 10 y 40 kilómetros por hora.

El viento ha arrastrado la nube sobre municipios como Paterna, Manises, Quart, Aldaia, Alaquàs o Benetússer hacia el mar.

Por su lado, el presidente del Consorcio de Bomberos de Valencia, Josep Bort, cargó contra el delegado del Gobierno Juan Carlos Moragues al que acusó de generar alarmismo por dar a entender que la nube del incendio podía ser tóxica. «No estaría muy preocupado si ha llegado a última hora de la mañana», señaló.

Se refería a unas declaraciones de Moragues en las que se mostró «preocupado» por la «posible contaminación, toxicidad y posible efecto nocivo del humo», aunque matizó que según las informaciones de las que disponía se había quemado acetona, «que no produce nube tóxica».