«Protegimos a los niños en las aulas»

«Protegimos a los niños en las aulas»

Casi 11.000 alumnos fueron desalojados de los centros escolares del municipio

DANIEL NAVARRO PATERNA.

El Consistorio de Paterna autorizó la suspensión de las clases en todos los centros escolares del municipio, lo que provocó el desalojo de cerca de 11.000 estudiantes de guarderías, colegios e institutos. Las primeras explosiones en la fábrica coincidieron con la llegada a las aulas. La sucesión de noticias provocó que los teléfonos no dejaran de sonar y ante el desconocimiento por la toxicidad de la nube de humo, se mantuvo a los niños en clase, hasta la supresión de la jornada. Hoy todos los centros vuelven a la normalidad, excepto la guardería de Fuente del Jarro.

Alba Personal de guardería

«La mayoría de padres nos han llamado asustados»

«Los primeros avisos del Ayuntamiento nos han indicado que no dejáramos salir a los niños y los protegiéramos en las aulas, por que no se sabía si el humo era tóxico», explicó la jefa de estudios de una escuela infantil de Valterna. «Los padres no han parado de llamar en toda la mañana y hay algunos que libremente han preferido no traer a sus hijos». «Una hora después de suspenderse la clase, ya no quedaba casi nadie en el centro», apuntó.

Carmen Abuela de alumna

«Nos hemos enterado de la noticia por la televisión»

«Habíamos llevado a la cría a la guardería y al llegar a casa hemos visto en la televisión el incendio, pensábamos que la nube de humo era de quema de rastrojos o de un accidente de tráfico», detalló Carmen. «En cuanto nos hemos enterado del peligro de intoxicación hemos pasado a recoger a la niña».

Amparo Madre de alumno

«No tenían mascarillas, pero se han tapado con la ropa»

«El ampa nos ha avisado por el teléfono y el colegio ha colgado un comunicado en la página web», explicaba Amparo, cuyo hijo estudia en el colegio Armelar. «Enseguida los padres nos hemos organizado para recoger a los niños de aquellos que no podían venir porque estaban trabajando», manifestó. «En el colegio no tenían mascarillas, pero les han mandado taparse la boca con la ropa, y aún así, a todos nos pican los ojos y la garganta».

Pepe Personal del instituto

«Les hemos dejado usar el móvil y avisar a la familia»

«En cuanto ha comenzado el incendio los padres han ido llegando en avalancha a por los alumnos», explicó Pepe, de la dirección del instituto Henri Matisse. «Antes de suspenderse las clases más de 100 alumnos ya se habían vuelto a casa y enseguida han ido viniendo», detalló. «Hemos permitido a los chavales, de manera excepcional, avisar a la familia por teléfono».

Irene Madre de alumno

«En cuanto he visto el himo he ido a recoger a mi hijo»

«He dejado a mi hijo en el colegio y he entrado al supermercado que hay al lado, no he llegado ni a volverme a casa. En cuanto he visto la enorme nube de humo he vuelto a por él, era muy peligroso».