El Col.lectiu Soterranya pide que las entidades de Torrent no paguen por el uso de locales

Soterranya defiende el uso de la bicicleta. :: LP/
Soterranya defiende el uso de la bicicleta. :: LP

La asociación reclama que se cumplan los límites de velocidad en el casco urbano y que se pueda circular con patines

ADA DASÍ

El Col.lectiu Soterranya ha solicitado al ayuntamiento de Torrent el cambio de la normativa municipal para la cesión gratuita de locales públicos para la organización de actos por parte de las asociaciones del municipio, como la Casa de la Dona, el salón de actos del consistorio y la Casa de la Cultura.

Este es uno de los puntos que recoge en su escrito dirigido al nuevo equipo de gobierno y en el que se presentan 16 iniciativas que, según afirman, «son fáciles para ponerlas en marcha ya y de forma prácticamente gratuita».

El coste de alquiler de la Casa de la Cultura está estipulado en 150 euros, con un descuento del 50% para las asociaciones locales que se quedaría en 75 euros por hora, y en ese tiempo se incluye además el montaje y desmontaje. Mientras que el precio del salón de actos del ayuntamiento es de 200 euros.

Esta ordenanza se implantó durante la legislatura pasada aunque incluía la cláusula de que la cesión de las instalaciones será gratuita en el caso de que los actos tengan un fin benéfico o solidario.

«Para algunas asociaciones como nosotros, con un presupuesto anual muy ajustado, es imposible gastarse esa cantidad organizando un acto», señalan desde el colectivo. «Pensamos que actos como la presentación de un libro o eventos de este tipo es riqueza cultural para el municipio y debería ser gratuito», advierten.

Otro de los puntos que preocupa al colectivo, que defiende la movilidad sostenible, es el alto número de atropellos de peatones que se producen en la ciudad. En 2014 se registraron 24 y desde principios de año hasta el mes de abril ya son 12, según las cifras que manejan.

Es por ello que el documento recoge como iniciativa «que se cumplan los límites de velocidad de los vehículos en el casco urbano» y, además la puesta en práctica de la ordenanza municipal de circulación de forma estricta «para la prohibición de aparcar coches sobre las aceras, carriles bicis o zonas peatonales, así como las motos en aquellos lugares que dificulten el paso a los peatones y dónde la normativa lo prohiba».

Respecto a esta misma ordenanza, reclaman que se modifique para permitir la circulación con patines fuera de las zonas habilitadas, una reivindicación que desde la asociación de patinadores se lleva haciendo de forma continua. «Sólo existen dos espacios y bastante reducidos donde están hacinados porque es mucha la gente que practica este deporte», advierten.

Otro de los puntos clave del documento del colectivo entregado al nuevo gobierno es «declarar la bicicleta como vehículo idóneo y preferente de la ciudad de Torrent, a favor de la salud pública y del bienestar de los ciudadanos», entre otros.

Fotos

Vídeos