El PP pierde 21 mayorías absolutas en l'Horta y Compromís será la llave de muchas

La formación de Compromís en Paterna, que será clave para lograr una mayoría. :: lp/
La formación de Compromís en Paterna, que será clave para lograr una mayoría. :: lp

El cinturón rojo emerge con fuerza gracias al resbalón de la derecha pero necesitará de multipactos para poder gobernar

M. COSTA / A. DASÍ

La comarca de l'Horta se ha convertido en un inmenso tablero de ajedrez en el que van a jugarse múltiples partidas en los próximos días. El nuevo mapa político ha pasado drásticamente del azul al rojo y las piezas a mover se han multiplicado. Un dato principal de partida es la debacle del Partido Popular en el área metropolitana, que se ha dejado por el camino 21 mayorías absolutas. Poblaciones como Torrent, Paterna, Aldaia, Moncada, Albalat dels Sorells, Alfara del Patriarca, El Puig, Foios, Massalfassar, Massamagrell, Catarroja, Meliana, Sedaví o Alcàsser forman parte de un grupo que ha virado en las urnas.

En muchos de estos casos, en la otra cara de la moneda, se encuentra Compromís, la fuerza que ha experimentado el crecimiento más espectacular y la que tiene la llave de la gobernabilidad en muchas de estas poblaciones. De hecho, la formación de Mónica Oltra ha logrado ser, por primera vez, la fuerza más votada en tres localidades, Beniparrell, Massalfassar y Meliana. En Paterna, la formación encabezada por Juanma Ramón, ha logrado triplicar los resultados de 2011, al pasar de dos ediles a seis. Así, el nuevo puzzle político arroja ahora múltiples combinaciones. Las cábalas apuntan a gobiernos progresistas que tendrán que recurrir a la coalición, sí, pero no sólo a ella. La fragmentación de fuerzas y su combinación arrojará más de un tripartito y/o cuatripartito.

Las contadas mayorías absolutas conseguidas entre los 43 municipios es otro punto de referencia. Sólo siete poblaciones gozan del suficiente margen para gobernar con holgura: dos del PP (Emperador y Lloc Nou de la Corona) y cinco del PSPV (Albuixech, Mislata, Picanya, Picassent y Quart de Poblet).

Fuera de esta 'lancha salvavidas', queda todo un mar de pactos y posibles combinaciones entre fuerzas de izquierdas, en su mayoría, o entre formaciones menos próximas que ahora se empiezan a mostrar más 'cariñosas'.

Las otras 36 localidades deberán recurrir a pactos entre dos o más fuerzas políticas. El PP ha logrado ser la lista mas votada en veinte localidades. Algunas de ellas son Albalat dels Sorells, Alfafar, Almàssera, Bonrepòs i Mirambell, Catarroja, Foios, Godella, Manises, Moncada, Paiporta, Pobla de Farnals, Puçol, Rocafort, Sedaví, Silla, Torrent o Xirivella.

El PSPV ha logrado ser la lista más votada en trece localidades. Alaquàs, Alboraya, Albal, Alcàsser, Aldaia, Alfara del Patriarca, Burjassot, El Puig, Museros, Paterna, Tavernes Blanques, Vinalesa y Rafelbunyol.

Precisamente, el cambio de rumbo en esta última localidad acaba con un bastión popular histórico, después de que el popular Jaime García se jubilara tras permanecer más de tres décadas al frente del ayuntamiento.

L'Horta Nord ha vuelto a teñirse de rojo a excepción de la Pobla de Farnals, Bonrepòs, Puçol, Almàssera, Moncada y Massamagrell. Si bien, en estas poblaciones el PP tendrá que tirar de pactos para mantenerse al frente y algunos serán complicados. En Moncada, por ejemplo, el PP de Juan José Medina ha sido la fuerza más votada pero socialistas y Compromís tendrán la llave del gobierno si logran sumarse a otra fuerza. En Godella, la subida de Compromís le permitirá pactar con los socialistas.

Burjassot ha aumentado las huestes de izquierdas. El PSPV ha sido la fuerza más votada, con 8 ediles, Compromís se lleva cuatro representantes, el doble que en 2011, y dos de EU. El PP, que obtuvo diez en las pasadas, se ha quedado con cuatro.

Los socialistas también han ganado en El Puig de Santa María, tras desbancar al popular José Miguel Tolosa, pero tendrán que buscar apoyo para gobernar con mayoría.

En Bonrepòs i Mirambell, el PP ha sido la fuerza más votada, con 5 ediles, pero PSPV y Compromís podrían ponerse de acuerdo para sumar seis concejales y tomar así la vara de mando.

Avances

En Alboraia el PSPV de Miguel Chavarría también ha ganado terreno, al pasar de 5 a 7 concejales, y convertirse en la fuerza más votada, aunque tendrá que buscarse un socio de gobierno. Los populares se quedan con 4, Ciudadanos con tres 3 y EU con un representante.

En Tavernes Blanques, el batacazo del PP deja a la formación con la mitad de representantes, al pasar de 8 a 4. El PSPV, con 4, podría pactar con Compromís.

Las poblaciones de l'Horta Oest arrojan un panorama eminentemente socialista también. En Mislata y Quart de Poblet el PSPV se ha llevado el gato al agua sobradamente y lo mismo ha ocurrido en Picanya.

En Alaquàs, Aldaia y Paterna los socialistas han sido la fuerza más votada. En Manises el descalabro del PP, que ha pasado de 12 a 6 representantes, ha abierto las puertas a la izquierda, que también tendrá que pactar para gobernar.

En Aldaia, la popular Carmen Jávega, ha perdido siete concejales y se ha quedado con cuatro, mientras que el PSPV mantiene los ocho de la pasada legislatura. El PP pierde el gobierno porque ni siquiera un pacto con Ciudadanos, con tres concejales, les daría la mayoría absoluta. Los socialistas podrían aunar fuerzas con Sí se Puede (3), Compromís (2) y EU (1), aunque también podría optar por gobernar en minoría. En l'Horta Sud, la situación es muy parecida a la tónica dominante en toda la comarca y en muchas localidades Compromís es la llave del gobierno de la próxima legislatura, relegando los pactos de derechas a un segundo plano, ya que la irrupción de Ciudadanos en muchos ayuntamientos no ha conseguido la suficiente fuerza como para hacer factible un gobierno bajo este signo político.

Alfafar, Massanassa y Lloc Nou de la Corona son los tres únicos municipios en los que el PP mantiene su hegemonía, los dos primeros con mayoría simple, que tendrán que llegar a pactos puntuales, y el tercero con absoluta.

En Sedaví, es indispensable que las tres fuerzas de la izquierda PSPV (4), Compromís (4) y Si se Puede (1) lleguen a un acuerdo para desbancar al PP de Rafael Pérez de la alcaldía que, aunque ha perdido la mayoría absoluta, podría pactar con Ciudadanos, con un concejal y sumarían ocho.

En uno de los municipios en los que los pactos podrían desequilibrar la balanza hacía una parte u otra es Alcàsser. El empate entre PP y PSPV, este último la fuerza más votada, con cinco concejales cada uno, deja margen a que tanto la izquierda como la derecha busquen aliados entre los concejales conseguidos por Gent d'Alcàsser, Ciudadanos y Compromís.

Catarroja, Benetússer, Paiporta y Silla cambiarán de color en la próxima legislatura recurriendo también a pactos entre los partidos de izquierdas, aunque en este último el PP no tenía la mayoría absoluta y ha estado gobernando con pactos puntuales con diversas formaciones. Los populares de Vicente Ibor, en Paiporta, han perdido cinco concejales y se ha quedado con siete, que no son suficientes frente a los seis conseguidos por Compromís y los cuatro del PSPV. El socialista Ramón Marí, en Albal, que se quedó como último reducto del PSPV en la comarca en los pasados comicios, ha perdido la mayoría absoluta y un edil, pero es el partido más votado con ocho concejales. Marí podría gobernar en minoría o bien llegar a un pacto de izquierdas.